Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Resolución de conflictos en el trabajo
En toda actividad humana en la que participan individuos o grupos con distintas personalidades, objetivos, ambiciones, etc. es natural que surjan conflictos. En el mundo laboral se dan todas las características para que estos conflictos se produzcan. El gerente o jefe de un grupo de trabajadores debe de ser consciente de la importancia de detectar estas situaciones y poner todo su empeño en resolverlas, ya que de lo contrario esta dinámica negativa se puede volver crónica y afectar seriamente tanto al ambiente como al resultado del trabajo.

1. ¿Qué entendemos por conflicto? 
2. Causas de los conflictos 
3. ¿Es necesaria la presencia de los conflictos en el trabajo?  
4. Cómo se debe afrontar un conflicto 
 
  1. ¿Qué entendemos por conflicto?
 

Un conflicto se produce cuando existe una diferencia importante de intereses, actitudes y opiniones entre varias partes ante un tema o situación determinada.

Las relaciones en el mundo laboral están llenas de estas situaciones. Cuando las diferencias tienen un carácter puntual, estaríamos ante una situación absolutamente normal y que incluso puede ser positiva en la dinámica de una empresa o de un grupo de trabajo.

El problema surge cuando esta diferencia adquiere un carácter permanente. El conflicto genera siempre un estado de tensión y estrés, que en la mayoría de las ocasiones es contraproducente para los implicados y para el desenvolvimiento de su trabajo.


Volver al índice 

  2. Causas de los conflictos
 

Las causas de los conflictos pueden ser de muy diferente índole. De hecho, éste puede surgir por la cosa más nimia, pero en la mayoría de los casos en el fondo subyace algunas de estas causas:

- Choques de personalidad
- Falta de cooperación
- Problemas entre áreas de autoridad o de poder
- Frustraciones laborales
- Diferencias en el grado de implicación en el trabajo
- Agravios comparativos entre trabajadores

Por otro lado hay cierto tipo de relaciones laborales y empresariales que son, por su misma naturaleza, más proclives a que se produzcan conflictos. Por ejemplo, cuando en una organización una persona o grupo depende de otros para realizar su trabajo, la posibilidad de tensiones entre ellos es muy alta.


Volver al índice 

  3. ¿Es necesaria la presencia de los conflictos en el trabajo?
 

Debemos pensar que no siempre el concepto de conflicto es negativo. En ocasiones las mismas empresas los buscan para obtener una mayor competitividad, como es el caso de las comisiones por ventas, en las que se produce un conflicto de intereses entre los comerciales para captar al cliente.

Las empresas han llegado a la conclusión de que un nivel de conflicto demasiado escaso puede ser perjudicial para la productividad del trabajo. De las tensiones surgen nuevas ideas y distintos puntos de vista que si se resuelven pueden ser beneficiosos para la propia organización del trabajo.

El problema surge cuando estos conflictos no se afrontan y se dejan sin resolver, provocando un mal ambiente de trabajo que repercutirá negativamente en todos los sentidos.


Volver al índice 

  4. Cómo se debe afrontar un conflicto
 

Cualquier directivo cuando se encuentre con una situación conflictiva en su grupo de trabajo debe plantearse un plan general de actuación que comprende los siguientes puntos:

- Analizar las causas por las que éste se produce.
- Definir los objetivos que queremos conseguir par actuar de una manera determinada
- Buscar y plantear alternativas que puedan ser válidas y asumibles por todas las partes.

Para afrontar con éxitos este tipo de situaciones es conveniente que el directivo tenga una predisposición positiva y abierta. Debe saber escuchar con atención a sus subordinados, dejar que estos expresen sus opiniones y también sus sentimientos, expresar sus propios sentimientos al respecto y ofrecer alternativas

El directivo debe saber aceptar críticas si estas son procedentes, siempre que se hagan de una manera correcta y respetuosa, pero también debe ser firme con aquellas personas que bien por su actitud ante el trabajo o ante sus compañeros suelen ser generadoras de conflictos.

Algunos directivos prefieren no afrontar algunos conflictos para evitar situaciones desagradables o embarazosas, pero dejando correr los problemas lo único que se consigue es que con el tiempo estos aparezcan de una manera más radicalizada y que su solución sea más difícil.

En estas cuestiones tampoco es aconsejable delegar las responsabilidades, ya que se dará una sensación de lejanía e indiferencia con respecto a los problemas de los trabajadores a su cargo.


Volver al índice 

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga. Especialista en infancia y adolescencia.

Granada.

 
 Última actualización: 26/09/2008 13:29


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Comparte tu experiencia sin lactosa
Avalado por las principales sociedades médicas