Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Trámites para adoptar un niño
La adopción es una forma de garantizar el derecho que todo niño tiene a desarrollarse en un medio ambiente familiar normal. Además, supone una oportunidad para que parejas que no pueden porque la naturaleza se lo impide, formen una familia. Mediante la adopción, nacional o internacional, se proporciona una familia de forma definitiva a menores que, por diversas circunstancias, no pueden convivir con la suya propia.

1. Primeros pasos que deben seguir los padres 
2. ¿Dónde acudir? 
3. ¿Se puede escoger la nacionalidad? 
4. Adopción nacional: ventajas y desventajas 
5. Adopción internacional: ventajas y desventajas 
6. El rechazo al comunicar la noticia 
7. El contacto con la familia real del niño 
 
  1. Primeros pasos que deben seguir los padres
 
Adopción. Para los padres resulta decisivo disponer de toda la información necesaria sobre el menor.

La adopción de un menor es un proceso largo y laborioso que requiere el cumplimiento de una serie de pautas establecidas por las autoridades competentes. En España la competencia en adopción reside en cada comunidad autónoma. En el caso de Madrid, los padres interesados deben dirigirse al Instituto Madrileño del Menor y la Familia, organismo autónomo dependiente de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.

Para poder adoptar hay que cumplir ciertos requisitos como ser mayor de 25 años, tener una diferencia de edad con el adoptado de al menos 14 años y ser declarado idóneo. Para esta última condición han de realizar un curso de formación en el que se trabajan aspectos como la motivación de las familias, el proyecto de adopción que emprenden y las implicaciones legales, sociales y emocionales de la paternidad adoptiva; además han de realizar un estudio psicosocial, a través del cual son valoradas por psicólogos y trabajadores sociales.

El resultado de esta evaluación se eleva al Pleno de la Comisión de Tutela del Menor, que acuerda la "Declaración de Idoneidad" y se inscribe a la familia en el Registro de Familias para la Adopción.

Los criterios de valoración positiva para lograr la idoneidad son la existencia de motivaciones y actitudes adecuadas para la adopción, una relación estable y positiva de pareja, la actitud básica para la educación del menor y las características psicosociales de los solicitantes, valorándose muy positivamente la estabilidad y la madurez emocional que permitan el correcto desarrollo del niño.

Por último, y antes de lanzarse a la adopción, es clave disponer de toda la información necesaria sobre el menor, conocer la identidad del niño, su adaptabilidad, su entorno social y familiar, evolución personal, historial médico. Sin duda, la adopción de un menor es una larga carrera de obstáculos pero merece la pena llegar hasta la meta.


Volver al índice 

  2. ¿Dónde acudir?
 

En primer lugar, es imprescindible recabar información en los servicios de menores de las comunidades autónomas y en la Dirección General del Menor y la Familia del Ministerio de Asuntos Sociales, acerca de los países que contemplan la figura de la adopción en su legislación, los requisitos que cada uno de ellos exige y si existen entidades colaboradoras acreditadas por estas organizaciones, para seleccionar el país al que se dirigirá la solicitud de la adopción.

En la Comunidad de Madrid los ofrecimientos para la adopción se canalizan por dos vías: la adopción internacional y la adopción nacional.

En la adopción internacional la persona que quiera adoptar, debe elegir el país al que hace el ofrecimiento y tramitarlo a través de una Entidad de Colaboración de Adopción Internacional (ECAI) o por protocolo público.

Será la ECAI la que se encargue de legalizar, traducir y remitir el expediente al organismo competente del país al que se dirija la solicitud y deberá velar por la tramitación del mismo hasta su finalización.

En la adopción nacional, las familias que hayan presentado su ofrecimiento a la orden de convocatoria correspondiente, son llamadas en función de la necesidad de contar con familias para la adopción.


Volver al índice 

  3. ¿Se puede escoger la nacionalidad?
 

La elección de un lugar de procedencia del menor es una cuestión de vital importancia que a menudo se toma a la ligera. No se puede elegir un país por moda o al azar. Se debe sopesar la importancia que tendrá en todo el proceso posterior.

En cualquier caso, los futuros padres tienen libertad de escoger la nacionalidad de su hijo/a. Según los últimos datos presentados por Amparo Valcarce, secretaria de Estado de Política Social, la adopción internacional ha disminuido debido al endurecimiento de los requisitos por parte de China y Rusia, países de los que provienen la mayoría de las adopciones. Sin embargo España es, junto con Estados Unidos y Suecia, uno de los países en donde la adopción internacional tiene una mayor presencia.


Volver al índice 

  4. Adopción nacional: ventajas y desventajas
 
Niños. Necesitan asentar los afectos ya que en su subconsciente permanece el miedo a volver a su situación anterior.

Los padres que opten por la adopción nacional tendrán ventajas como la gratuidad. Un juez español de primera Instancia será quien dicte el Auto de Adopción, que el entorno en el que se desarrolla la adopción es el nuestro y que la autoridad administrativa y judicial que intervienen actúan según nuestro Derecho.

Sin embargo, también existen desventajas, pues el tiempo de espera es bastante elevado (puede llegar incluso a los 9 años), y la mayoría de los menores suceptibles de adopción se encuentran en situación de riesgo o con necesidades especiales.


Volver al índice 

  5. Adopción internacional: ventajas y desventajas
 

Si se elige la adopción internacional, se tiene la ventaja que el tiempo de espera es relativamente corto, además existen posibilidades de que nos asignen un menor de corta edad, y se puede solicitar y elegir menores entre varios países de adopción.

Sin embargo, se encontrarán con una serie de costes (la gestión, el viaje y la estancia en el país); con que el Juez que dicta el Auto en las adopciones plenas es el del país de origen; con los aspectos multirraciales y multiculturales de cada país; con que la autoridad administrativa y judicial que interviene es una autoridad extranjera y con que el Derecho que se aplica nos puede resultar ajeno o extraño.


Volver al índice 

  6. El rechazo al comunicar la noticia
 

La adopción ha de tratarse con el niño con total naturalidad para ayudarle en la construcción de su identidad. Los padres adoptivos son formados para que los niños sepan la importancia que tiene que conozcan cómo y por qué le adoptaron, si tuvieron que viajar para recogerlo o la cultura y las tradiciones del país de origen. Todo ello contribuye a construir la identidad del niño y le aporta seguridad.

La familia Ru Pérez, una familia madrileña que adoptó un niño de Bulgaria y también una niña española, decidió desde el principio explicar a sus hijos que nacieron en otro vientre pero que están creciendo en su corazón. En caso del niño, "lo que hemos hecho es contarle sus historias desde el primer momento, enseñarle fotos de Bulgaria, vídeos... Celebramos cada año el día en que empezaron a formar parte de nuestra familia, les contagiamos nuestra felicidad por tenerles y le decimos lo afortunados que somos de estar los cuatro juntos", explica Cristina. Sin embargo, no hay que olvidar que son niños, así que todo lo que hablan con ellos hay que adaptarlo a su edad.

Por lo tanto, es importante que desde el principio se les explique y se les de el cariño y cuidado de una familia, "para nosotros son nuestros hijos desde el primer momento". Además, para Cristina y Jesús, ha sido y sigue siendo muy importante la ayuda de un psicólogo de postadopción. Ellos aconsejan pedir ayuda a los profesionales y a las familias que van por delante en este camino, los niños necesitan asentar los afectos ya que en su subconsciente permanece el miedo a volver a su situación anterior.


Volver al índice 

  7. El contacto con la familia real del niño
 

No hay ningún contacto entre la familia adoptiva y la familia de origen del menor. El menor adoptado, por sentencia judicial, rompe vínculos con su familia de origen y pasa a tener la misma consideración en su familia adoptiva, que un hijo natural.

La familia adoptiva, en el momento de la entrega del menor, recibe una información mínima sobre la familia de origen del niño. Si en el futuro el hijo adoptivo, cuando sea mayor de edad, quiere información sobre sus orígenes, puede ponerse en contacto con el Instituto del Menor y la Familia para que medie en la canalización de su petición de información, a la que tiene derecho.

Europa Press

Con la colaboración de Paloma Martín
Directora Gerente del Instituto Madrileño del Menor y la Familia

Puleva Salud


Volver al índice 

 
 Última actualización: 16/09/2008 08:32


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas