Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Cómo evitar el síndrome de ojo seco
La sensación de arena en los ojos, la sequedad, el escozor y el parpadeo compulsivo son los principales síntomas de esta patología ocular. No se trata de un problema grave pero puede afectar a la calidad de vida de la persona que lo sufre, por lo que es aconsejable prevenirla o tratarla cuanto antes en el caso de estar padeciéndola.

1. ¿Por qué se produce? 
2. Distintos tipos  
3. ¿Tiene solución? 
4. Hábitos que influyen en su aparición 
5. Factores hormonales en la mujer 
6. Consejos prácticos 
 
  1. ¿Por qué se produce?
 
Síndrome del ojo seco, un problema benigno que puede ser muy molesto.
El síndrome de ojo seco es uno de los trastornos oculares más frecuentes en las consultas oftalmológicas (alrededor del 30 por ciento). En general, se trata de problemas benignos que no revisten mayor gravedad, pero que pueden ser muy molestos.

Tiene lugar cuando se produce una sequedad excesiva de la superficie ocular por distintos motivos (algunas enfermedades, toma de medicamentos, excesiva contaminación ambiental, edad avanzada...).

La responsable de que la superficie ocular se mantenga húmeda es la película lacrimal. Ésta se compone de tres capas: una mucosa, muy lubricante; otra acuosa, formada básicamente por agua y electrolitos encargada de purificar y refrigerar y una cobertura lipídica que controla la evaporación de la capa acuosa.

Cuando existe una alteración en cualquiera de esas cuatro capas que modifica la película lagrimal tiene lugar el ojo seco provocando una producción deficiente de humedad o una evaporación excesiva de la lágrima.


Volver al índice 

  2. Distintos tipos
 
Se pueden diferenciar tres tipos distintos de ojo seco:

Leve. Provoca síntomas al paciente pero muestra escasos cambios en el ojo cuando es evaluado por el oftalmólogo.

Moderado. Aparecen síntomas acompañados de cambios en la superficie ocular que se observan fácilmente en la exploración oftalmológica.

Grave. Tiene importantes cambios en la superficie ocular y notable alteración visual. Éste último es el que se conoce desde los tiempos de Hipócatres y se debe a procesos autoinmunes y a quemaduras químicas, entre otros.

De todos ellos, los tipos de ojo seco que más se encuentran los oftalmólogos en consulta son el leve y el moderado.


Volver al índice 

  3. ¿Tiene solución?
 
La sensación de arena en los ojos, la sequedad, el escozor y el parpadeo compulsivo son los principales síntomas de esta patología ocular. Ante cualquiera de estos signos es aconsejable que la persona acuda a su médico u oftalmólogo con el fin de que determine el tratamiento más adecuado según su caso.

El tratamiento más frecuente del ojo seco es la sustitución de las lágrimas por lágrimas artificiales. Estas lágrimas artificiales están compuestas por agua (98 por ciento), una solución salina y sustancias que permiten que se mantenga en la superficie ocular y conservantes.

Hay personas que son reacias a los conservantes de estas lágrimas, pero deben saber que también existen lágrimas artificiales sin conservantes. Por lo que deben preguntar al especialista.

También se emplean pomadas oftalmológicas que se denominan corticoides tópicos para mantener la humedad y otros medicamentos para estimular la producción de lágrimas.


Volver al índice 

  4. Hábitos que influyen en su aparición
 
Hoy en día se diagnostican mayor número de casos debido no sólo a que existen más conocimientos sobre sus causas y síntomas, sino también porque se ha incrementado su incidencia como consecuencia de hábitos de vida actuales.

Las causas ambientales juegan un factor importantísimo en el desarrollo del ojo seco. El aire acondicionado, los ventiladores, el uso excesivo de las calefacciones, los lugares cargados de humos, las corrientes de aire y la contaminación ambiental actúan negativamente porque resecan la superficie ocular.

El uso prolongado de pantallas de visualización como los ordenadores es otro riesgo porque disminuye la frecuencia de parpadeo, lo que supone un aumento de la evaporación de la lágrima. De igual manera, ocurre con las lentes de contacto que cada vez se utilizan más.

Una alimentación inadecuada con déficit de ácidos grasos esenciales, como los omega 3 y los omega 6, y de vitaminas puede perjudicar nuestra salud y favorecer la aparición del ojo seco.


Volver al índice 

  5. Factores hormonales en la mujer
 
En el caso de la mujer, los factores hormonales juegan un papel clave porque se sabe que el estímulo hormonal es necesario para mantener una adecuada secreción de todos los componente de la lágrima.

Los estrógenos, una de las hormonas sexuales femeninas, actúan estabilizando la película lacrimal y cuando los niveles de esta hormona decrecen como es el caso de la menopausia, la mujer es más proclive a presentar síndrome del ojo seco.


Volver al índice 

  6. Consejos prácticos
 
Además de cómo consecuencia de ciertas enfermedades (soriasis, rosácea, dermatitis seborreica, reacciones inmunes...), la ingesta de algunos medicamentos (antihistamínicos, diuréticos, betabloqueantes, opiáceos, antidepresivos...), la edad (es más prevalente a medida que aumenta), también existen ciertos hábitos que favorecen su aparición y que pueden modificarse con el fin de prevenir el ojo seco.

- Aumenta la humidificación ambiental.

- Sigue una alimentación que aporte la adecuada cantidad de vitaminas especialmente de tipo A, presentes en algunas verduras como la zanahoria, tomate, cebolla? y de ácidos grasos esenciales, como los omega 3 y los omega 6.

- No abuses de las lentes de contacto y utiliza las que ofrezcan mayor permeabilidad al oxígeno.

- Haz descansos cada cierto tiempo en el trabajo si tu labor supone el estar delante de pantallas, de este modo mejorarás el parpadeo y la humedad de la superficie ocular.

- Debes mantener una distancia prudencial, es fundamental para evitar sobreesfuerzos que conlleven a una menor frecuencia de parpadeo.

- La iluminación también es muy importante. Ésta debe ser suficiente para no tener que forzar la vista.

- Duerme las horas necesarias porque, de este modo, se facilita la regeneración de la superficie ocular durante el sueño.

- Debes controlar factores asociados como las alergias que contribuyen a aumentar los síntomas de ojo seco.


Volver al índice 

Carmen Moreno Santiago

Con información facilitada por la Dra. Laura de Benito-Llopis, oftalmóloga de la Sección de Superficie Ocular y Cirugía Refractiva de Vissum (Madrid).

PULEVAsalud

 
 Última actualización: 07/08/2009 12:10


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas