Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Sangre en las heces: ¿Debo preocuparme?
El 20 por ciento de los adultos ha tenido algún episodio de sangre en las heces en el último año, pero aunque este dato, en principio, no supone mayor gravedad, es mejor que el médico esté al tanto por si resultara ser un síntoma de una enfermedad más compleja.

1. ¿Por qué ocurre? 
2. Síntoma de otras enfermedades 
3. ¿Cuándo visitar al médico? 
4. ¿Podría tratarse de cáncer de colon? 
 
  1. ¿Por qué ocurre?
 
La sangre en las heces es un indicador de un posible cancer de colon.
La aparición de sangre en las heces, también conocida como rectorragia, es un hecho frecuente en las consultas de atención primaria. Se estima que supone el seis por mil de los motivos de visitas al médico.

La mayoría de las veces la presencia de sangre en las heces se debe a procesos banales como las hemorroides o fisuras anales que, aunque pueden ser muy molestas y dolorosas, no entrañan un riesgo vital.


Volver al índice 

  2. Síntoma de otras enfermedades
 
También hay otras enfermedades asociadas que presentan este síntoma, como son la enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa), otros tipos de colitis (colitis infecciosa, colitis isquémica), los divertículos del colon y malformaciones vasculares como la angiodisplasia.

El diagnóstico diferencial debe ser realizado por el médico, que hará una exploración para saber de qué lesión se trata. En general en las enfermedades graves o crónicas hay síntomas que acompañan a la rectorragia o sangre en heces, como la pérdida de peso, diarrea, alteraciones del tránsito intestinal, malestar o fiebre.


Volver al índice 

  3. ¿Cuándo visitar al médico?
 
La presencia de sangre en heces siempre debe ser estudiada por el médico, que determinará si se trata de una enfermedad leve o de una enfermedad importante. Por tanto, es recomendable consultar a este profesional ante este síntoma.


Volver al índice 

  4. ¿Podría tratarse de cáncer de colon?
 
La enfermedad más grave que cursa con aparición de sangre en heces es el cáncer de colon. En ocasiones la sangre es evidente, pero en otros casos su escasa cantidad hace que no sea detectable a simple vista, aunque el médico puede solicitar un estudio de sangre oculta en heces que pone en evidencia la presencia de hemoglobina, una proteína de la sangre humana, en las heces, aunque no sea visible la sangre. Es una prueba muy sencilla e indolora.

El cáncer de colon o de recto es frecuente a partir de los 50 años, por lo que la Fundación Española del Aparato Digestivo recomienda realizar estudios de búsqueda de lesiones en todos los sujetos a partir de esta edad. Así pueden detectarse lesiones benignas, como los pólipos, antes de que degeneren en cáncer. Su tratamiento evitará la aparición de cánceres con el paso del tiempo.

El riesgo de tener un pólipo como causa de una rectorragia es de un cinco por ciento. Los pacientes con pólipos de colon deben ser tratados y seguidos, con lo que si llegaran a desarrollar un cáncer, podrían ser tratados precozmente. Los estadios precoces del cáncer de colon tienen una supervivencia cercana al 90 por ciento. Si no es así, y no se detecta a tiempo, el cáncer de colon resulta mortal en un porcentaje elevado de pacientes.

La prueba de sangre oculta en heces puede detectar sujetos en riesgo, y es útil para estudios de grandes poblaciones, ya que no es cara. Cuando un sujeto tiene positiva la prueba de sangre oculta en heces debe realizarse una colonoscopia. Consiste en un sofisticado sistema de imagen digital acoplado a un tubo flexible que se introduce por el ano y que asciende hasta el inicio del intestino grueso. El aparato permite al médico ver con detalle la mucosa del colon, extirpar los pólipos y tomar muestras de biopsia.

Recientemente se disponen de otros métodos de exploración de colon, cuya eficacia diagnóstica está siendo evaluada. En Estados Unidos se utiliza la colonografía por TAC, y desde hace poco tiempo también se dispone de la colonoscopia con cápsula que, aunque no puede actuar sobre las lesiones identificadas. Ésta es más confortable y no requiere de sedación, como en el caso de la colonoscopia clásica.

La Fundación Española del Aparato Digestivo aconseja a los adultos mayores de 50 años someterse a una colonoscopia cada diez años, aunque no aparezcan factores de riesgo de cáncer. Si en la familia han aparecido casos de cáncer de colon, la colonoscopia debe realizarse a partir de los 40 años, siguiendo las recomendaciones de su especialista en Aparato Digestivo.


Volver al índice 

Carmen Moreno

con el asesoramiento del Dr. Manuel Valenzuela , presidente de la Fundación Española de Patología Digestiva.

PULEVAsalud

 
 Última actualización: 11/08/2009 11:30


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas