Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Células madre de la sangre de cordón umbilical: ¿donarlas o conservarlas?
El cordón umbilical hasta hace pocos años era desechado una vez nacía el bebé, pero todo cambió cuando en los años 80 se descubrió que en su sangre existían células madre de gran valor para la salud del ser humano, ya que podían utilizarse para tratar enfermedades como leucemias agudas y crónicas, trastornos del sistema inmunológico hereditarios, cáncer de médula ósea? Ante esta nueva situación, la sangre de cordón umbilical adquiere un peso fundamental en medicina, pero en la práctica esta sangre pertenece al bebé, y es decisión de los padres donarla a bancos públicos o conservarla en bancos privados, previo pago, por si en un futuro algún familiar o el propio bebé las necesitara.

1. ¿Qué son? 
2. Ventajas 
3. Si decides donarlas…  
4. ¿Puedo ser donante? 
5. Conservarlas para uso familiar es otra opción 
6. ¿Cómo se extraen las células madre del cordón umbilical? 
 
  1. ¿Qué son?
 
Cordón umbilical. El cordón umbilical hasta hace pocos años era desechado una vez nacía el bebé.
La célula es la unidad de vida más pequeña. Cada órgano de nuestro cuerpo está hecho de millones y millones de células, cada una de ellas especializada en distintas funciones.

Las células madre son las primeras células que se forman, son todas iguales y aún no tiene establecida su función; se llaman así porque todas las demás células provienen de ellas.

Son, por lo tanto, las células básicas de nuestro organismo, de las cuales derivan todas las estructuras: piel, músculos, huesos, sangre, fibras nerviosas y todos los órganos. Además, asumen importantes funciones de reparación en caso de lesión o enfermedad.

Principalmente se encuentran en el embrión por lo que se llaman células madre embrionarias, pero también pueden encontrarse en menor cantidad en algunos tejidos de las personas una vez que nacen; en este caso, se hablaría de células madre adultas. La obtención de las células madre embrionarias aún plantea muchos problemas éticos y legales, pero no ocurre lo mismo con los adultas que son las que se extraen de la médula ósea, la sangre periférica, la piel, el cerebro, la placenta y el cordón umbilical.


Volver al índice 

  2. Ventajas
 
La sangre de cordón umbilical se ha posicionado como una de las fuentes más interesantes de células madre porque son únicas, su obtención es fácil y no presentan ningún problema ético. Las células madre del cordón umbilical poseen importantes ventajas:

- Son muy vitales (proliferan muy fácilmente) y pueden convertirse en muchos tipos diferentes de células. Estas células madre, a diferencia de las procedentes de la médula ósea, tienen como máximo nueve meses de vida y poseen mayor capacidad de diferenciarse en otros tipos de células.

- Las células madre embrionarias son más versátiles que las adultas, pero las que se extraen de la sangre del cordón umbilical son casi tan versátiles como las células madre embrionarias, es decir, más que, por ejemplo, las que se obtienen de la médula ósea. Esto se debe a que, en el último trimestre del embarazo, las células madre comienzan a migrar y se instalan en la médula ósea del feto. Esta migración tiene lugar a través del torrente sanguíneo, y es por eso por lo que las células madre llegan al cordón umbilical y se encuentran tan profusamente en el momento del parto.

- El cordón umbilical, si no se utiliza, se desecha después del parto, por tanto, ni su obtención ni su uso en medicina suscitan problemas éticos, como en el caso de las embrionarias que se consiguen de los embriones sobrantes tras la fertilización in vitro.

- Se obtienen de forma fácil y sin dolor, y no presenta ningún riesgo ni para la madre ni para el niño.

- No contienen células cancerígenas y, gracias a la protección del útero, están libres de virus.

- Se toleran mucho mejor que las células madre de la médula ósea cuando se utilizan como donación para un miembro de la familia del donante, incluso en los casos en los que haya una ligera incompatibilidad de tejidos.

- Tienen un elevado potencial para el tratamiento de enfermedades que actualmente son incurables. De ahí, las innumerables investigaciones que se están llevando a cabo.


Volver al índice 

  3. Si decides donarlas…
 
Las células madre sanguíneas de cordón umbilical suponen un gran avance en la curación de algunas enfermedades como leucemias agudas y crónicas, anemias, linfomas, trastornos del sistema inmunológico hereditarios, cáncer de médula ósea y otros tipos de cáncer debido a que de este cordón umbilical se obtienen glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, idóneas para tratar enfermedades de la sangre.

Por este motivo es interesante que no se desechen y esto sólo es posible si los padres deciden donarlas o conservarlas para uso propio. En España, en 2007, se almacenaron unas 10 mil unidades de sangre del cordón umbilical, pero sería interesante que cada vez las parejas estuvieran mejor informadas para decidir si quieren conservar las células del cordón umbilical de forma privada por si en un futuro su propio hijo o cualquier otro miembro de la familias las necesitara, o si prefieren donarlas a bancos públicos para que se ponga a disposición de la Sanidad Pública y de aquellas personas que pudieran necesitarla. De no tomar esta decisión, el cordón umbilical es desechado después del parto, perdiéndose de este modo, una gran fuente de vida.

Según un reciente estudio, el 80 por ciento de los españoles sabe que es posible almacenar la sangre del cordón umbilical, aunque el 90 por ciento no ha sido informado por ningún profesional, pero son muchos menos los que se deciden a donar o a conservar.

En general, a las embarazadas se les informa de esta opción bien en la clínica ginecológica o bien en las clases de preparación al parto, pero si no es así, la pareja puede preguntar al ginecólogo o a la matrona sobre cualquier duda que tengan al respecto.

Para donar es necesario que, varios meses antes de dar a luz, la pareja hable con el ginecólogo y le comente esta decisión porque no en todos los hospitales se realiza la recogida de sangre del cordón umbilical y sólo se puede donar en las maternidades autorizadas, cuyo listado se encuentra en la web de la Organización Nacional de Trasplantes (www.ont.es).

Para informarse, los interesados pueden acudir a los Registros Públicos de Donantes, como es el caso del REDMO (Registro Español de Donantes de Médula Ósea), entidad responsable de buscar el donante adecuado para cada paciente.

También deben ponerse en contacto con uno de los siete bancos públicos de sangre de cordón umbilical existentes en España (en Asturias, Barcelona, Málaga, Madrid, Galicia, Valencia y Tenerife) que dependen, generalmente de la Comunidad Autónoma y que se ocuparán de recoger la sangre del cordón umbilical en el momento del nacimiento.

La Organización Nacional de Trasplantes se encarga de coordinar, junto con el REDMO y los bancos de sangre de cordón umbilical, la obtención y distribución de la sangre de cordón umbilical.

Donar la sangre de cordón umbilical no tiene ningún coste para los donantes, y una vez extraída se almacenar en los bancos públicos para ayudar a cualquier paciente que necesite un trasplante (previa evaluación médica y genéticamente compatible). Pero, a diferencia de lo que ocurre con los bancos privados, en los públicos los donantes no podrán contar con esa sangre de cordón umbilical para uso propio.

Aunque también existe la donación dirigida que se trata de aquellas donaciones dirigidas de manera específica a un trasplante inmediato o futuro de un familiar afectado de una determinada enfermedad.

Este tipo de donación se podrá realizar siempre y cuando haya un informe médico del especialista correspondiente indicándola, y la patología por la que se solicita se encuentre entre las aceptadas en el Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical. En caso de no encontrarse entre las recogidas en el Plan, deberá contar con la aceptación de un Comité de Expertos de SCU (autonómico o nacional).


Volver al índice 

  4. ¿Puedo ser donante?
 
Según el Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical podrán ser donantes de sangre de cordón para trasplante clínico aquellas mujeres sanas que no tengan riesgo de transmitir ninguna enfermedad infecciosa ni genética y que expresen su deseo de ser donantes y den a luz en una maternidad autorizada por la Autoridad competente para realizar extracciones de sangre de cordón.

Las donantes deberán firmar un consentimiento informado para que se le haga una valoración para constatar que no presentan ninguno de los siguientes criterios:

1. Edad materna inferior a 18 años.

2. Inestabilidad mental, intoxicación por alcohol o narcóticos.

3. Padecer o haber padecido: hepatitis B, excepto las personas negativas al antígeno de superficie de la hepatitis B (AgHBs), cuya inmunidad haya sido demostrada; Hepatitis C; Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o ser portador del VIH I/II; infección por Virus Linfotrópico Humano de células T (HTLV I/II) o ser portador de anticuerpos anti-HTLV I/II; Babesiosis; Kala Azar (Leismaniosis visceral); Tripanosomiasis americana por Tripanosoma Cruzi (enfermedad de Chagas): los donantes nacidos, o hijos de madres nacidas, o que han sido transfundidos en países donde la enfermedad es endémica, podrán ser aceptados si una prueba validada, dirigida a la detección de portadores de la enfermedad, resulta negativa.

Para la donación, además de una histórica clínica de la madre, es imprescindible un análisis de sangre en el momento del parto y un examen clínico del bebé recién nacido. Y la donante tiene que firmar dando su consentimiento.


Volver al índice 

  5. Conservarlas para uso familiar es otra opción
 
Cuando se opta por la conservación privada de las células madre de la sangre de cordón umbilical, los interesados se tienen que poner en contacto con alguno de los muchos centros privados que existen para que ellos gestionen y coordinen la recogida con el hospital donde tendrá lugar el nacimiento del bebé.

Al igual que ocurre con la donación, la maternidad donde tenga lugar el nacimiento debe estar autorizada para extraer sangre de cordón umbilical y tiene que tener un convenio con el banco que almacena.

Una vez extraída y conservada, la familia podrá contar con las células madre del cordón umbilical del bebé de forma rápida y exclusiva si las necesitase en un futuro para el transplante a alguno de los miembros de la familia que padeciera alguna enfermedad de posible curación gracias a estas células.

El precio varía según el banco entre mil y tres mil euros y el modo de pago también. Alguno de estos bancos privados que cobran una tasa anual por la conservación. En este precio se suele incluirse el kit necesario para la extracción, el transporte y la conservación.


Volver al índice 

  6. ¿Cómo se extraen las células madre del cordón umbilical?
 
El proceso comienza en el instante en que el bebé nace y se corta el cordón umbilical. En ese momento, el médico o la matrona limpia y desinfecta el cordón y recoge la sangre en una bolsa diseñada específicamente para ello. Esta bolsa estéril contiene una solución que impide que la sangre se coagule durante el transporte y mantiene las células en condiciones óptimas para que su calidad no se vea afectada. También incorpora tres pinzas de seguridad, fundamentales para sellar la bolsa de manera segura e impedir que la sangre se derrame.

La muestra debe mantenerse a una temperatura estable, entre 18 y 26 grados, que garantiza un mantenimiento perfecto de las células y para eso se lleva un control exacto de la temperatura a la que se encuentran las células en todo momento. Este control permite saber si ha habido cambios y realizar análisis adicionales de la muestra en caso de que fuera necesario.

No es un proceso complicado, pero es muy importante que el personal que lo realice y se encargue luego del trasporte sea profesional.

También existen algunas circunstancias en las que no se recomienda la extracción de SCU para la obtención de células hematopoyéticas como cuando se produce un parto pretérmino (que es aquel que se inicia antes de las 37 semanas de gestación), en el embarazo y parto múltiple de más de un feto, si se hace cesárea cuando la extracción pueda interferir en el cierre y reparación de la herida quirúrgica, en el parto patológico (fiebre materna intraparto, hipertensión arterial, hemorragia, signos de sufrimiento fetal...).


Volver al índice 

Carmen Moreno Santiago

Con el información facilitada por el Dr. Luis T. Mercé, ginecólogo y autor del libro Células Madre. Preguntas y respuestas sobre la donación y la conservación de la sangre del cordón umbilical

PULEVAsalud

 Fecha de creación: 21/09/2009 13:50:54 
 Última actualización: 23/09/2009 12:21


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas