Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Beneficios para la salud de la carambola
La carambola, a pesar de ser una fruta aún desconocida y poco demandada por el consumidor presenta una apariencia, propiedades nutritivas y un aporte en antioxidantes que la hace ser una buena aliada para nuestra salud. Por ello su consumo es muy recomendable para los niños, los jóvenes, los adultos, los deportistas, las mujeres embarazadas o madres lactantes y las personas mayores.

1. Buena para dietas de adelgazamiento 
2. Posee propiedades laxantes 
3. Recomendada para diabetes, hipertensión y afecciones de corazón y vasos sanguíneos 
4. Aporta vitamina C y A 
5. Fuente de potasio 
6. ¿Quiénes deben tomarlo? 
7. Usos contraindicados 
 
  1. Buena para dietas de adelgazamiento
 

La carambola, al ser una fruta rica en agua y pobre en calorías, grasa e hidratos de carbono resulta ideal para incluirlas en dietas de control de peso.

Además para aquellas personas que no siguen dietas de adelgazamiento la pueden tomar sin restricciones dado su bajo aporte calórico.


Volver al índice 

  2. Posee propiedades laxantes
 

La pulpa de esta fruta al poseer fibra soluble presenta la ventaja de tener propiedades laxantes, lo cual la hace muy buena para tomar en personas que padecen de estreñimiento.

En definitiva podemos considerar a esta fruta como un laxante natural.


Volver al índice 

  3. Recomendada para diabetes, hipertensión y afecciones de corazón y vasos sanguíneos
 
Esta fruta se caracteriza por un bajo aporte en hidratos de carbono, lo que hace de ella un buen alimento para ser tomado por personas que padecen de diabetes, así como por ser rica en potasio. lo que la hace iodoneoa para la hipertensión arterial y afecciones tanto de vasos sanguíneos como del corazón.


Volver al índice 

  4. Aporta vitamina C y A
 
La caranbola es especialmente rica en vitamina A y C.

Al proporcionarnos ambas vitaminas esta fruta se recomienda para toda la población y muy especialmente para aquellas personas que tienen un mayor riesgo de sufrir carencias en dichas vitaminas; como son las personas que no toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales (fuente exclusiva de vitamina C en nuestra alimentación), las personas que llevan dietas bajas en grasa, y por tanto de un escaso contenido en vitamina A, o simplemente personas con necesidades nutritivas aumentadas (etapa de crecimiento, embarazo,  lactancia materna, tabaquismo, estrés, cáncer, sida, actividad física aumentada, etc.

Pero no debemos dejar pasar por alto la acción antioxidante de ambas vitaminas lo cual hace de la carambola una fruta ideal para reducir el riesgo de padecer numerosas enfermedades, tales como las cardiovasculares, las de tipo degenerativo e incluso el cáncer.

Además es importante recordar:

- Que la vitamina A es esencia para la visión, el buen estado del cabello, la piel, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

- Que la vitamina C interviene en la formación del colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos, además de favorecer la resistencia a las infecciones y a la absorción de hierro.


Volver al índice 

  5. Fuente de potasio
 
Dentro del contenido mineral de esta fruta destaca el potasio, el cual es necesario tanto para la transmisión como para la generación del impulso nervioso, para una actividad muscular normal y ser el encargado principal de la hidratación y regulación celular.


Volver al índice 

  6. ¿Quiénes deben tomarlo?
 

Después de conocer todas las propiedades que encierran la carambola podemos deducir que interesa consumirlas:

Para todas las edades.
En situación de actividad física aumentada, y para deportistas.
Embarazo y lactancia materna.
Hipertensión y riesgo cardiovascular.
Diabetes.
Defensas bajas.
Cuando se tiene estrés.
En dietas de adelgazamiento.
Estreñimiento.
Fumadores.
Cáncer.
SIDA.


Volver al índice 

  7. Usos contraindicados
 

Por su alto contenido en oxalato cálcico su consumo no es adecuado para personas con litiasis renal (cálculos de oxalato cálcico). Este efecto es aún mayor si se consume el jugo de carambola, al ser este muy rico en ácido oxálico.

 Y está totalmente desaconsejado para enfermos renales que requieren de una dieta de control de potasio, diarrea y trastornos gastrointestinales (estómago delicado, gastritis).

Al igual que ocurre con el pomelo, la fruta estrella se considera un potente inhibidor de la enzima implicada en las primeras fases de eliminación de muchos medicamentos, luego el consumo del fruto o del jugo de carambola junto con algunos fármacos puede aumentar de forma significativa la dosificación eficaz dentro de nuestro organismo, originando efectos fatales (paro cardiaco).

Así, se debe evitar la co-ingestión de la fruta o jugo de carambola junto con atorvastatin (Lipitor).

Pero lo más adecuado si sigue un tratamiento farmacológico y quiere tomar esta fruta es que pregunte a su médico.


Volver al índice 

María del Carmen Moreu Burgos

Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos. Diplomada en Nutrición.

Puleva Salud

 



comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas