Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Consejos para que los niños coman verduras
Nos puede resultar paradójico que siendo España un país de gran riqueza en la producción de verduras y hortalizas las encuestas en salud pública pongan de manifiesto que nuestros niños presenten déficit en la ingesta de las mismas. Las verduras, pese a ser rechazadas por ellos, nunca deben faltar en su dieta al tener altas cantidades de nutrientes (vitaminas, minerales) y pocas calorías.

1. ¿Por qué es importante tomar frutas y verduras? 
2. ¿Cuándo se deben introducir? 
3. Consejos y recomendaciones para los padres 
    3.1. La paciencia ante todo 
    3.2. Intentarlo una y otra vez 
    3.3. ¡Está riquísima!, ¡qué buena! 
    3.4. Predicar con el ejemplo 
    3.5. Jugando con ellos 
    3.6. ¡Hoy decides tú! 
    3.7. Añadir verduras a comidas que le gustan 
    3.8. En la nevera 
    3.9. Color, olor y textura 
    3.10. Los purés 
4. ¿Cómo conservar todas sus propiedades? 
5. Un último consejo 
 
  1. ¿Por qué es importante tomar frutas y verduras?
 
Necesarias. Hay que buscar el modo de que los niños tomen las verduras aunque en principio las rechacen.

Las hortalizas y verduras son una fuente esencial de vitaminas variadas (A, C y B9 ó ácido fólico), sales minerales (magnesio, potasio, calcio, sodio y hierro), fibra y elementos antioxidantes.

Una deficiencia mantenida en el consumo de verduras (y consecuentemente de los nutrientes que ellas contienen) puede tener una relación directa con la aparición y desarrollo de algunas de las enfermedades de mayor actualidad en la población adulta como son aterosclerosis, colon irritable, diverticulitis, anemia, osteoporosis, cáncer, etc.


Volver al índice 

  2. ¿Cuándo se deben introducir?
 

La investigación ha demostrado que los hábitos dietarios se establecen en los primeros años de vida.

Entre los 5 y los 6 meses se puede empezar a añadir las verduras (la zanahoria, la judía verde, la patata). Se deben hacer hervidas y trituradas y dárselas poco a poco y sólo de un tipo cada vez que las introduzcamos por primera vez, ya que así, si el niño manifiesta alguna reacción alérgica sabremos de inmediato cual la produce.

Alrededor del octavo mes podemos introducir el tomate, siempre hervido sin piel ni semillas. De los 10 a los 12 meses le podemos dar las verduras cocidas, pero sin triturar. De los 12 a los 18 meses es el momento de introducirlos en el mundo de las ensaladas crudas, teniendo la precaución de dárselas en pequeñas cantidades y en trozos muy pequeños.

Las verduras consideradas flatulentas (familia de las alcachofas y las coles) es mejor introducirlas a partir de los 15 meses.


Volver al índice 

  3. Consejos y recomendaciones para los padres
 
Trataremos de dar unos buenos consejos para aquellos padres que se adentren en el intento de conseguir que sus hijos coman verduras.

3.1. La paciencia ante todo

Debemos introducirlas poco a poco y ser pacientes al principio si las rechazan.

La clave fundamental para conseguir que nuestros niños coman verduras es no forzarlos nunca, ni retarlos, ni ponerles castigos, ya que sino crearán un rechazo psicológico a las verduras y una mala asociación del sabor y la comida.

La constancia y una buena educación en alimentación son muy importantes para llevar una dieta equilibrada en cualquier etapa de la vida.


3.2. Intentarlo una y otra vez

Las verduras presentan multitud de sabores que los niños aprenden a descubrir cada vez que prueban algo nuevo. Normalmente no tenemos la suerte de que les gusten a la primera, así que habrá muchas ocasiones en las que necesitarán intentarlo más de una vez.

Pero hazle comprender que al menos tiene que intentarlo con un bocado. Finalmente, aunque rechace la comida varias veces, si se le va cambiando la verdura y la forma de cocinarla, terminará probándola y acostumbrándose.


3.3. ¡Está riquísima!, ¡qué buena!

No debemos martillearles con lo buenas que son para la salud y lo importante que es comerlas.

Debemos animarlos haciendo énfasis con expresiones como: ¡están buenísimas!, ¡son deliciosas!, ¡Um, qué rico está! o ¡estaba deseando comer espinacas!


3.4. Predicar con el ejemplo

Los niños tienden a copiar lo que ven de sus padres, luego debemos poner en nuestros platos las mismas verduras que les demos a ellos, para que así se sientan importantes al comer lo mismo que los mayores.


3.5. Jugando con ellos

Podemos llevarlos a la compra con nosotros para que sean ellos mismos los que elijan las verduras que deseen, una vez en casa podemos animarles a que la dibujen y a que busquen información sobre ella en Internet.

Se les puede pedir también que nos ayuden en la elaboración del plato, bien ordenando las verduras en la ensalada como ellos quieren o calentando ellos mismos los platos en el microondas.


3.6. ¡Hoy decides tú!

En la comida o en la cena le puedes dar a elegir entre dos verduras que tengas preparadas, así conseguirás que el niño sienta que su opinión cuenta. Además de obtener una buena pista para saber qué es lo que más le gusta y poder así introducirle nuevas recetas.

Podemos mezclar vegetales que sepamos que les gustan con otros nuevos para poder ir introduciendo nuevas verduras en su alimentación.


3.7. Añadir verduras a comidas que le gustan

Nuestros niños tienen platos favoritos (lasaña, macarrones, pizza, etc.) donde puede ser fácil camuflar las verduras, basta con partirlas muy pequeñas y mezclarlas con las salsas.


3.8. En la nevera

Es importante que el niño tenga las verduras a la vista para que se familiarice con ellas. La mejor forma de conseguirlo es ponerlas en el contenedor transparente del frigorífico; donde los vivos colores, por ejemplo de las zanahorias, tomates o pimientos, pueden llamar su atención.


3.9. Color, olor y textura

A veces el color y sabor de algunas verduras no resultan muy agradables para los niños, siendo más atractivas comerlas crudas que cocinadas.

De esta manera no sólo presentan mejor sabor, sino que además su textura será más crujiente y presentará mayor aceptación por parte de los más pequeños.

Debemos también evitar los olores fuertes y los colores pardos. Para conseguir que tengan mejor sabor les podemos servir las verduras con salsas (mayonesa, bechamel) y aderezos .


3.10. Los purés

Éste es un plato indispensable y universal en la alimentación infantil.

Tanto su composición, equilibrio de sus nutrientes y su digestibilidad hacen de él un plato ideal para el crecimiento y desarrollo del niño. Esta forma de cocinar las verduras es muy adecuada para ellos, además de darnos la posibilidad de introducirlas en gran variedad.

Cuando se los elaboremos debemos de tener la precaución de triturarlos bien para que no tengan "cosas redondas y misteriosas" que les hagan sospechar que hay verduras y rechacen la comida.



Volver al índice 

  4. ¿Cómo conservar todas sus propiedades?
 
Con objeto de que las verduras conserven todas sus propiedades a la hora de preparárselas debemos cocerlas en la mínima cantidad de agua, aprovechar el agua de su cocción y sólo cocinar la cantidad que vayamos a consumir ya que el recalentamiento supone una pérdida de propiedades.


Volver al índice 

  5. Un último consejo
 

Es importante dárselas todo el año, se puede recurrir a las congeladas y a las conservas cuando sea difícil conseguir las de temporada.

Los padres debemos pedir que las verduras sean servidas en los comedores y actividades de la escuela.

Normalmente cuando los niños están con sus compañeros de clase se animan más y prueban comidas y alimentos que en su casa no serían capaces de probar.


Volver al índice 

María del Carmen Moreu Burgos

Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos. Diplomada en Nutrición.

Puleva Salud

 



comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas