Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Lesiones musculares más habituales
Conoce algunas de las lesiones más habituales en deportistas, cómo se identifican, quiénes son más proclives a sufrirlas y cómo se debe reaccionar en un primer momento. Mucha atención porque se trata sólo de pautas orientativas, que no sustituyen en absoluto la necesaria y obligada consulta médica, que es la única forma de diagnosticar una lesión para poder tratarla adecuadamente.

1. Agujetas 
2. Contractura 
3. Rotura muscular 
4. Calambre muscular 
5. Tendinitis 
 
  1. Agujetas
 
Lesiones. Cuando se sienten algunos síntomas hay que acudir al médico.
¿Qué son? Son micro roturas musculares producidas por un sobreesfuerzo, y no la cristalización del ácido láctico como se creía antes.

¿Qué síntomas notamos? Dolor intenso al contraer o estirar los músculos y que cede con el reposo. Puede surgir minutos después de terminar de hacer ejercicio o bien horas después. Suelen tardar entre uno y cuatro días en curarse.

¿Quién suele padecerlas y por qué? Cualquier persona que se someta a un esfuerzo físico superior al que está entrenado. Por ejemplo, por muy bien preparado que esté un deportista para correr una maratón, puede sufrir agujetas en los brazos al jugar un partido de tenis.

¿Cómo evitarlas? Antes y después del ejercicio realizar estiramientos de todos los grupos musculares que utilizamos. Tras la actividad física es recomendable poner hielo en las partes del cuerpo más fatigadas durante unos 8 ó 10 minutos. También pueden contribuir a evitar que aparezcan las agujetas, los baños de agua fría (hazlos con precaución y moderación).

¿Qué hacer? Sólo los estiramientos y los baños de agua fría, tomados con precaución y moderación, contribuyen a que la curación de las agujetas sea más rápida.


Volver al índice 

  2. Contractura
 
¿Qué es? Una contracción muscular involuntaria mantenida en el tiempo (no momentánea como en el caso de los calambres). Puede afectar a uno o varios músculos y se produce cuando por agotamiento, éstos no consiguen relajarse.

¿Qué síntomas notamos? Dolor muscular intenso y muy localizado incluso en reposo. Al tocar la zona suele notarse un endurecimiento y la presión intensifica el dolor. En ocasiones la contractura puede afectar a la circulación sanguínea provocando adormecimiento y hormigueo. También puede comprimir algún nervio causando un dolor reflejo en una zona distinta a la del origen de la contractura.

¿Quién suele padecerla y por qué? Deportistas en pretemporada que todavía no están en forma y vuelven a entrenar tras haber estado un tiempo sin hacerlo (por una lesión, por ejemplo). Suele producirse por un sobreesfuerzo o por un mal gesto en la práctica deportiva.

¿Cómo evitarla? Un buen calentamiento y una adecuada vuelta a la calma, con estiramientos específicos para la zona muscular que se ha trabajado, que son fundamentales en la prevención. Utiliza una buena técnica al realizar los ejercicios de estiramientos, trabaja la flexibilidad y fortalece la musculatura.

¿Qué hacer en un primer momento? Es común que el deportista quiera seguir trabajando la zona, pero hay que evitar hacerlo porque sólo sirve para empeorar la dolencia. Aplicar calor es beneficioso porque tiene efecto analgésico y mejora la circulación sanguínea del músculo, lo que favorece su relajación. No dejar bajo ningún concepto que una persona inexperta manipule la contractura, ya que puede agravarla.


Volver al índice 

  3. Rotura muscular
 
¿Qué es? Una lesión provocada por estiramientos, golpes o heridas en el músculo. Hay 3 grados en función de la cantidad de fibras lesionadas: tirón muscular (1) (la más común, leve y fácil de recuperar), rotura parcial (2) y rotura total (3), que es la más grave de todas las lesiones que puede sufrir el músculo. Precisa intervención quirúrgica y suele darse en los miembros inferiores.

¿Qué síntomas notamos? Dolor agudo muy intenso en el momento de la lesión que no cede con el estiramiento pero disminuye con el reposo.

¿Quién suele padecerla y por qué? En el caso de deportistas suele producirse por una contusión o durante un esfuerzo explosivo realizado en un tiempo corto, por ejemplo al esprintar en una carrera.

¿Cómo evitarla? Calentar y estirar antes y después de entrenar. Trabajar la fuerza y la flexibilidad de los músculos que participan en el entrenamiento.

¿Qué hacer en un primer momento? Reposo, enfriamiento y vendaje de la zona lesionada. En caso de que la rotura no sea total y pasadas las primeras 72 horas, ejercicios estáticos con carga (por ejemplo en posición sentada, mantener la pierna en extensión con un lastre en el tobillo) y sin carga. Aplicar calor y baños de contraste. Ejercicios para mejorar la elasticidad. También es muy aconsejable realizar ejercicios de propiocepción. Y sobre todo, hay que evitar trabajar con dolor.


Volver al índice 

  4. Calambre muscular
 
¿Qué es? Es la contracción involuntaria, momentánea (a diferencia de la contractura) y muy dolorosa del músculo. La más común es la del músculo tríceps sural, comúnmente decimos "se me ha subido el gemelo".

¿Qué síntomas notamos. Se percibe un acortamiento muscular muy severo acompañado de un dolor muy intenso.

¿Quién la padece y por qué? En cualquier deporte en situaciones entre otras, de fatiga, deshidratación, una alimentación deficiente, incluso por el frío.

¿Cómo evitarla? Evitar la deshidratación y la consecuente pérdida en el sudor de minerales como el potasio y el calcio entre otros. Es imprescindible beber y tomar algún alimento antes, durante (cuando la práctica deportiva sea superior a una hora) y después del ejercicio. También ayuda hacer estiramientos antes y después del ejercicio.

¿Qué hacer en un primer momento? El tratamiento es muy sencillo, basta con estirar el músculo. Para ello realizaremos la acción contraria a la que realiza dicho músculo. En el caso del músculo tríceps sural realizaremos una flexión dorsal del tobillo, apoyando la punta del pie en un escalón con el talón en el suelo. Aplicarse un masaje sobre la zona y calor. No utilizar frío.


Volver al índice 

  5. Tendinitis
 
¿Qué es? El músculo está formado por un vientre muscular contráctil y una parte blanca rígida que se inserta en el hueso, conocida como tendón. La inflamación del tendón es lo que se conoce como tendinitis, y es producida por los movimientos continuos y repetitivos del músculo. Las más frecuentes son de muñeca (relacionada con una mala técnica en deportes de raqueta), hombro (habitual en deportes donde se requieren movimientos de los brazos por encima del hombro con un peso -baloncesto, tenis, etc.-), codo (suele producirse por el golpe de revés en tenis, pádel, frontón y el golpeo de golf), rodilla y aquílea, en la parte posterior del tobillo, frecuente en corredores por las características del terreno, del calzado o un mal entrenamiento.

¿Qué síntomas notamos? Calor, edema y sobre todo dolor e impotencia funcional.

¿Quién suele padecerla y por qué? Existen varios factores de riesgo: utilizar una mala técnica deportiva, las propias características anatómicas del deportista y sufrir un defecto en los tejidos por algún tipo de enfermedad o por envejecimiento, ya que con la edad disminuye la elasticidad y la circulación sanguínea del tendón, haciéndolo más frágil.

¿Cómo evitarla? Realizar siempre un buen calentamiento antes del ejercicio y estiramientos suaves al terminar. Entrenar de forma ordenada y aumentar la intensidad de forma progresiva. Estar bien hidratado en todo momento. Abandonar una actividad si nos encontramos fatigados en exceso. Trabajar la fuerza y la flexibilidad de los grupos musculares.

¿Qué hacer en un primer momento? Dejar la actividad. Hacer estiramientos suaves de la zona dañada. Guardar reposo. Aplicar hielo durante 10 minutos cada 4-6 horas. Es importante dejar de entrenar la zona hasta que se desaparezca la tendinitis, ya que seguir con la práctica deportiva arrastrando una tendinitis puede terminar con la rotura del tendón.


Volver al índice 

Raúl García Ramos

Sport Life

Revista líder en España en Deporte y Salud

 Fecha de creación: 16/11/2010 16:25:44 
 Última actualización: 16/11/2010 16:43


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Comparte tu experiencia sin lactosa
Avalado por las principales sociedades médicas