Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Enseñar a los hijos a pedir perdón
Pedir disculpas es algo que con frecuencia nos cuesta un gran trabajo, al pedir perdón estamos reconociendo una culpa y por lo tanto un arrepentimiento y un deseo o una necesidad de que seamos perdonados. Por ello enseñar a nuestros hijos a pedir perdón es una tarea difícil, pero a la vez necesaria y muy positiva, tanto para su socialización como para su desarrollo como persona.

1. ¿Cómo enseñarles? 
2. Enseñar dando ejemplo 
3. Enseñar a perdonar 
 
  1. ¿Cómo enseñarles?
 
Perdonar. Debemos conseguir que el niño sea capaz de reconocer sus errores y que sepa ponerse en el lugar del otro.

Enseñar a pedir perdón no consiste únicamente en lograr que el niño pronuncie unas palabras, sino conseguir que realmente sienta lo que está diciendo. Debemos conseguir que el niño sea capaz de reconocer sus errores y que sepa ponerse en el lugar del otro.

Esta enseñanza requiere de nosotros mucha paciencia, debemos tener en cuenta que los niños son muy egocéntricos y les cuesta ponerse en el lugar del otro niño. Por ello es conveniente que le expliquemos cómo se puede sentir el otro niño, si logramos que el niño entienda y se solidarice con los sentimientos del otro, tendrá más empatía con éste y le costará menos pedirle perdón.

Además debemos enseñarles que pedir perdón debe ir acompañado de un propósito de corregirse y de no volver a caer en los mismos errores, si el niño ha pegado o insultado a otro niño, en el momento de pedir disculpas debe mostrar arrepentimiento y un deseo de no volver a hacerlo.

Enseñar a los hijos a pedir perdón es un proceso gradual, dependiendo de la edad del niño debemos actuar de una u otra manera y ser más o menos ambiciosos con nuestras pretensiones.

Cuado los niños son muy pequeños, lo primero que hemos de hacer es explicarles que han obrado mal y que la otra persona se siente triste debido a su manera de actuar.

Cuando los niños son más mayores, a partir de los 5 ó 6 años, los niños ya son conscientes de cuando actúan mal, pero les cuesta admitir sus errores y sienten cierta vergüenza de pedir disculpas, ya que les condiciona mucho lo que piensen los demás, en ocasiones las palabras pueden ser sustituidas por una acción o una actitud que haga entender al ofendido que está realmente arrepentido de su comportamiento.

Tenemos que inculcar a nuestros hijos la importancia de pedir perdón, pero también hemos de dejarles claro que el hecho de pedir perdón no les exime de su responsabilidad por el acto que hayan cometido y si merecen un castigo no conseguirán evitarlo por disculparse.

Muchos niños piden disculpas con suma facilidad, simplemente para evitar que los reprendan o librarse de algún castigo, pero no tienen ninguna intención de enmendar su comportamiento. Hemos de separar el hecho de pedir perdón de las consecuencias que conlleva el haber tenido un mal comportamiento.


Volver al índice 

  2. Enseñar dando ejemplo
 

A muchos padres les cuesta pedir perdón a sus hijos, consideran que de alguna manera pierden autoridad al hacerlo, pero nada hay más lejos de la realidad. La imagen nuestra mejorará ante el niño y lo normal es que aumente su respeto hacia nosotros y disminuya su actitud rebelde.

Cuando reconocemos que nos hemos equivocado o que hemos actuado injustamente movidos por un enfado, le estamos demostrando de una manera práctica y ejemplificadora lo positivo que es pedir perdón, a ellos les reconfortará y les ayudará a entender los beneficios de actuar de esa manera. Por otra parte a nosotros nos dará más fuerza moral para poder exigirles a nuestros hijos que también pidan disculpas cuando sea conveniente hacerlo.

Los padres que son capaces de decir "lo siento" a sus hijos también reciben más a menudo las disculpas de éstos. Pero al igual que exigimos a nuestros hijos que sus disculpas sean sinceras, nosotros también debemos ser sinceros al pedirles perdón. Si hemos actuado de una manera desproporcionada por culpa de un enfado, deberemos proponernos que la próxima vez intentaremos tranquilizarnos antes de actuar y establecer un castigo.


Volver al índice 

  3. Enseñar a perdonar
 

Si es difícil para un niño pedir perdón, mucho más lo es aún perdonar. Los niños, especialmente los más pequeños, cuando se consideran víctimas de las conductas de otros buscan ante todo que estos paguen por su comportamiento.

Si nosotros hemos sabido perdonar comportamientos suyos, nos será más fácil explicarles la importancia de saber perdonar, también les podemos recordar alguna ocasión en que ellos se han portado mal con otras personas y éstas han aceptado sus disculpas.

Les debemos explicar también que el hecho de perdonarle no significa que aprobemos la actitud del niño que se ha portado mal con ellos, pero que todo el mundo se puede equivocar y todos merecen una segunda oportunidad.

No obstante, si el niño está muy dolido, no debemos forzarle a perdonar en ese momento, ya que aumentaría su frustración y sería contraproducente, tampoco debemos ridiculizar su malestar porque consideremos que es por algo insignificante, porque puede que para él tenga mucha importancia. Lo mejor sería esperar a que se le pase el enfado y hablar con él, haciéndole ver que negarnos a perdonar no nos lleva a ninguna parte.

Las personas que aprenden a pedir perdón y a perdonar, conseguirán sentirse mejor con ellos mismos y se convertirán en personas más sociables, con una mayor capacidad para aceptar y ser aceptado por los demás. En cambio, aquellos que son incapaces de pedir perdón o de saber perdonar tienen muchas papeletas para estropear grandes amistades y para acabar teniendo el rechazo de los demás.


Volver al índice 

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga. Especialista en infancia y adolescencia.

Granada.

 Fecha de creación: 12/01/2011 12:39:23 
 Última actualización: 12/01/2011 18:29


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas