Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Gastroenteritis aguda en los niños
La gastroenteritis aguda es una enfermedad de gran importancia en la infancia tanto por su gran frecuencia como por la elevada mortalidad que provoca en el mundo. En los países civilizados tiene fácil prevención y tratamiento.

1. ¿Qué síntomas tiene y qué repercusiones? 
2. Causas de la gastroenteritis 
3. ¿Qué deben vigilar los padres? 
4. ¿Cómo se trata la gastroenteritis aguda? 
5. ¿Cómo se previene la gastroenteritis aguda? 
 
  1. ¿Qué síntomas tiene y qué repercusiones?
 
La gastroenteritis aguda se caracteriza por la aparición de diarrea (incremento del numero de las deposiciones y disminución de la consistencia de las heces) y vómitos, que se pueden acompañar de fiebre y dolor abdominal (de tipo cólico, es decir, con retortijones).

En nuestro entorno suele ser un proceso leve, pero en los países en vías de desarrollo casi dos millones de niños mueren cada año por enfermedades diarreicas. Es la segunda causa más importante de mortalidad en niños menores de cinco años en todo el mundo.

La diarrea puede ser prevenida o tratada en la mayor parte de los casos. Una actuación correcta podría salvar las vidas de hasta el 90% de los niños que, actualmente, mueren por los efectos de la enfermedad.


Volver al índice 

  2. Causas de la gastroenteritis
 
La causa más frecuente es la infecciosa y dentro de ésta los virus (en nuestro medio el rotavirus).

Generalmente, no son precisas pruebas complementarias durante un cuadro de gastroenteritis aguda ya que, en nuestro medio, la mayoría de los episodios son leves y autolimitados.


Volver al índice 

  3. ¿Qué deben vigilar los padres?
 
Gastroenteritis aguda. Los padres deben vigilar que el niño esté bien hidratado.
- Que el niño esté bien hidratado, ya que el mayor peligro de una gastroenteritis aguda es la deshidratación, cuyas manifestaciones son: piel y boca secas, sed muy intensa, ausencia de lágrimas, ausencia de orina y ojos hundidos.

- El estado de ánimo del niño: somnolencia, decaimiento.

- La aparición de fiebre alta que no cede con antitérmicos.

- La presencia de sangre roja en las heces.

Si se observa alguno de estos signos deben acudir a su pediatra o a un servicio de urgencias para ser valorado.


Volver al índice 

  4. ¿Cómo se trata la gastroenteritis aguda?
 
El objetivo principal del tratamiento debe ser evitar o corregir la deshidratación.

- Rehidratación precoz. En una primera fase debemos procurar una rehidratación precoz. Durante 4 a 6 horas debe administrarse un suero por vía oral con una cucharita pequeña o una jeringa, de forma que aportemos pequeñas cantidades (5 ml) de esta solución de forma frecuente.

Existen soluciones adecuadas en las farmacias (sueros hiposódicos en nuestro medio). Debemos evitar los preparados caseros como la "limonada alcalina", que en los adultos es apropiada pero en los niños no, porque es muy difícil conseguir que sea equilibrada y una preparación inadecuada puede provocar graves consecuencias en los niños.

Si la deshidratación es importante se instaurará una rehidratación intravenosa.

- Realimentación precoz. En una segunda fase, iniciaremos la realimentación precoz. La reintroducción precoz y gradual de la alimentación ayuda a reducir la duración y la intensidad de la diarrea.

Los lactantes alimentados exclusivamente con leche materna deben continuar con su lactancia. En el resto de lactantes y niños la alimentación debe introducirse en las primeras 24 horas pero sin forzarlo. La dieta debe ser la misma que siguen habitualmente, evitando alimentos azucarados y ricos en grasas.

Para mantener la hidratación adecuada se continuará administrando el suero por vía oral entre las comidas para compensar la pérdida de agua y minerales mientras persista la diarrea.

La mayoría de las gastroenteritis agudas son autolimitadas y no precisan de medicamentos antibióticos, antieméticos o antidiarreicos. Además de ser, generalmente, innecesarios pueden ser potencialmente peligrosos.

Los antibióticos sólo se emplean en determinadas situaciones bajo prescripción del pediatra. Debemos evitar la automedicación. En el caso de presentar fiebre se administrarán los antitérmicos habituales.


Volver al índice 

  5. ¿Cómo se previene la gastroenteritis aguda?
 
La gastroenteritis aguda es, generalmente, una enfermedad infecciosa y, por tanto, puede contagiarse muy fácilmente. La fuente más habitual de contagio es por contacto con las heces del niño enfermo.

La medida preventiva más eficaz es el lavado de las manos del niño y de los familiares o cuidadores después de ir al baño, de cambiar los pañales y antes de preparar o comer alimentos.


Volver al índice 

Dr. D. Luis Miguel Puello Pavés

Médico Pediatra

Granada

 



comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas