Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil

Foros de PULEVAsalud
Estreñimiento en los mayores
Es la disminución de la frecuencia de las deposiciones o la dificultad para defecarlas. En los mayores puede producir complicaciones como la impactación o la incontinencia fecal.

1. El ritmo de cada uno 
2. Motivos más corrientes 
3. Presentación y complicaciones 
4. Lo que podemos hacer 
 
  1. El ritmo de cada uno
 
El ritmo intestinal es muy variable de unas personas a otras. Desde el punto de vista médico se considera normal cualquier situación entre las tres deposiciones al día y tres deposiciones a la semana. Cada persona tiene su ritmo. Lo verdaderamente útil es conocerse a uno mismo. ¿Ha cambiado últimamente su ritmo intestinal de toda la vida?

El estreñimiento es la disminución de la frecuencia de las deposiciones. En las personas mayores se suele considerar que hay un estreñimiento (desde el punto de vista médico) cuando hay dos o menos deposiciones a la semana y también cuando las heces son duras, pequeñas y hay dificultad para la evacuación o sensación de vaciado incompleto tras la defecación.

El estreñimiento es importante en las personas mayores por su frecuencia, especialmente en las mujeres, y porque puede producir complicaciones serias, como la impactación o la incontinencia fecal.


Volver al índice 

  2. Motivos más corrientes
 
Generalmente no hay una sola causa del estreñimiento, sino una suma de muchas causas asociadas. Muchas personas adquieren malos hábitos de defecación en la infancia y los arrastran toda la vida. Sin embargo, no es raro que el estreñimiento empeore con los años.

En las personas mayores una factor desencadenante fundamental es la inmovilidad. Por eso es corriente en las personas con movilidad limitada por cualquier razón, en las encamadas o durante el ingreso en un hospital.

Otro motivo habitual en nuestro entorno es la falta de fibra en la dieta. En muchos países africanos, en zonas en las que la ingesta de fibra es extremadamente abundante, el estreñimiento es excepcional. En los países más desarrollados, con la dieta más refinada, el acceso a la fibra se va limitando cada vez más. Las personas estreñidas suelen comer alimentos con poca fibra.

La deshidratación también dificulta la formación y expulsión de las heces, ya que se hacen duras y difíciles de evacuar. Muchas personas mayores beben menos líquido de lo deseable. Lo ideal es beber al menos dos litros de agua al día. Los problemas del ano y el recto, como las hemorroides producen también estreñimiento.

Las personas mayores que tienen enfermedades toman fármacos. Los fármacos que producen estreñimiento son muy numerosos (no tiene más que leer el prospecto), por lo que son una causa habitual de este problema. Pueden producirlo fármacos tan frecuentes como la codeína, los antiácidos, los antitusígenos y muchos antidepresivos y antihipertensivos.

Algunas personas mayores pueden no fijarse en su ritmo intestinal y olvidar la defecación, o retrasarla por cualquier causa (por ejemplo, por el dolor de un problema anal o por la dificultad de acceder al aseo). Estas costumbres agravan el problema.

La situación contraria, en la que se adquieren hábitos obsesivos respecto a la defecación o se intenta obligar al organismo a hacer una o dos deposiciones diarias, es muy frecuente. El uso crónico de laxantes puede lesionar el intestino grueso y agravar el estreñimiento.

Todas estas causas explican la mayor parte de los casos de estreñimiento. Sin embargo, no hay que olvidar que el estreñimiento puede ser un síntoma de otras enfermedades. Los problemas de colon (intestino grueso), desde la diverticulitis al cáncer, pueden causar estreñimiento. Enfermedades del tiroides (hipotiroidismo), renales, neurológicas o la propia depresión pueden causarlo o agravarlo.

Es útil por eso recordar lo siguiente: si de repente sufre un cambio llamativo del hábito intestinal (mayor estreñimiento o mayor número de deposiciones) consulte a su médico.


Volver al índice 

  3. Presentación y complicaciones
 
En las personas mayores el estreñimiento se asocia con frecuencia a malestar abdominal. En ocasiones, la persona afectada no reconoce el problema porque ha tenido episodios de incontinencia de las heces que le hacen pensar que ha hecho la deposición más liquida. Pero esto suele indicar que existe una gran cantidad de heces atascadas en el intestino.

Las complicaciones suelen aparecer en las personas más frágiles, que son las que tienen más enfermedades y menos apoyo social. Entre las complicaciones más frecuentes están la impactación fecal y la incontinencia fecal.

Impactación fecal
La impactación fecal, también llamada “fecaloma”, es una complicación muy típica del estreñimiento, y es la más frecuente en los mayores. Se produce cuando una gran cantidad de heces detienen el tránsito del intestino, a modo de tapón.

Además, estas heces estimulan el intestino, que por un lado lucha contra la obstrucción (causando dolor) y por otro lado va reabsorbiendo el líquido y secando las heces, haciendo aún más difícil su paso.

Algunas heces más líquidas pueden ser capaces de rodear el fecaloma, dando la falsa impresión de que existe una diarrea, y su tratamiento con antidiarreicos agravan aún más el problema.

La impactación fecal es una urgencia médica. El afectado puede empezar a tener fiebre, deshidratación, obnubilación y gran afectación del estado general por los tóxicos que se absorben.

Es imprescindible proceder a la rápida evacuación del intestino. Para ello se intenta primero extraer con el dedo la masa fecal, y se usan laxantes por vía oral y en forma de enemas (lavativas). En los casos más graves es necesario usar un colonoscopia para fragmentar y extraer la masa.

Incontinencia fecal
Los esfuerzos sostenidos para defecar pueden llegar a dañar el esfínter del ano. Cuando se daña, se vuelve incapaz de contener las heces. Se llega a producir la situación paradójica de no poder defecar cuando se desea (estreñimiento) y defecar cuando no se desea (incontinencia). Es una situación de difícil tratamiento.


Volver al índice 

  4. Lo que podemos hacer
 
Recomendaciones
Más alimentos ricos en residuos no digeribles

Aumente la cantidad de alimentos ricos en residuos no digeribles (fibra), que producen un volumen mayor de heces y ayudan a retener agua en ellas, haciéndolas más fluidas. Procure tomar todos los días verduras (mejor crudas), frutas, hortalizas, y pan integral. En la etiqueta de muchos alimentos puede encontrarse la cantidad de fibra que contienen.

Incremente la ingestión de líquidos El mínimo debe ser 1,5 a 2 litros al día. Es bueno tomar un vaso de agua o un zumo de naranja recién exprimido antes de desayunar.
Eduque al intestino procurando: - Comer a horas regulares, despacio y masticando bien los alimentos. La comida normalmente estimula el intestino, por lo cual es conveniente aprovechar este momento para ir al servicio.
- No reprimir nunca la necesidad de defecar.
- Ir al servicio con un horario regular, procurando tener el tiempo suficiente y hacerlo sin prisas.
- Evitar hacer esfuerzos excesivos para la evacuación.
Ejercicio Físico Con la vida sedentaria se pierde la musculatura abdominal, que ayuda al intestino en el momento de la defecación. Es bueno acostumbrarse a hacer un poco de ejercicio diario como andar, montar en bicicleta, hacer gimnasia etc.
Café, té y alimentos con fécula Evite el consumo de té, café, y alimentos con fécula.
No se obsesione: Cada persona tiene su ritmo, puede ser diario o no. En caso de que un día no sienta ganas no pasa nada. Sólo debe consultar a su médico cuando haya un cambio importante y constante en su hábito intestinal. (Si era estreñido y bruscamente tiende a la diarrea o al revés).
No use laxantes sin consultar a su médico: Su uso crónico puede agravar el estreñimiento. Además, no todos los laxantes son iguales, y el médico elegirá el tipo más adecuado para usted. Debe saber que muchos laxantes de herbolario (con fama de suaves, ya que no son fármacos) son del tipo irritante, precisamente la variedad más potente y más dañina de laxantes.

Dra. Dª. Marina Carpena

Licenciada en Medicina y Cirugía

Puleva Salud


Volver al índice 

 Fecha de creación: 23/01/2001 10:24:41  
 Última actualización: 30/10/2008 15:29


  Más información: Estreñimiento en los niños
  Más información: Estreñimiento durante el embarazo
comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
 
© Puleva Salud. Prohibida su reproducción total o parcial    
Política de privacidad
 
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas