Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Cómo enseñar a los hijos el valor del esfuerzo
Muchos padres, con tal de que sus hijos no sufran intentan evitarles cualquier tipo de dolor o contrariedad. De esta forma lo que están haciendo es contribuir a que se conviertan en niños blandos, de personalidad débil, caprichosos e inconstantes. Para evitar esto es importante que los padres conozcan no sólo el valor que el esfuerzo tiene a la hora de educarlos, sino también la forma de inculcárselo.

1. ¿Qué es el esfuerzo? 
2. ¿Cómo educar en el esfuerzo? 
3. Cómo empezar a enseñarles 
 
  1. ¿Qué es el esfuerzo?
 
El esfuerzo es aquello que nos ayuda a conseguir las metas que nos proponemos y a vencer y superar los obstáculos de la vida diaria.

Nos ayuda a resistir y perseverar para conseguir el objetivo a alcanzar.

Si nuestros hijos se dejaran llevar por lo que les apetece en cada momento, seguramente no estudiarían, no ayudarían en las tareas de casa, no organizarían sus cosas, etc. y por consiguiente, cuando sean mayores, no sabrán enfrentarse solos a las dificultades y contratiempos que se le presenten.

Entre los 6 y 12 años, conocido como el periodo sensitivo, es el momento de educarles en hábitos, enseñarles a ser trabajadores, a ser responsables de sus actos, etc.

Los padres se tienen que concienciar que la clave no está en quitarles el sufrimiento a los hijos sino en proporcionarles las herramientas, estrategias y capacidades que les ayuden a enfrentarse a las dificultades.


Volver al índice 

  2. ¿Cómo educar en el esfuerzo?
 
En primer lugar hay que enseñarles en qué consiste el esfuerzo y el sentido y valor que este tiene.

Si se empieza por enseñarles a esforzarse en cosas pequeñas cuando sean mayores serán capaces de hacerlo con las grandes dificultades que la vida les va a deparar.

Los hijos tienen que saber que lo importante es hacer lo que se debe y no lo que apetece.

De esta forma aprenderán a controlar los impulsos, vencerán los estados de ánimo, la impulsividad, la impaciencia etc.

Es importante enseñarles a marcarse metas que sean realistas, ayudarles a decidir lo que quieren en un momento de confusión. Les puede ayudar que los padres les hagan preguntas del tipo: ¿Qué quieres hacer en este asunto?, ¿Cuál es tu objetivo?, ¿Qué te propones con esto? Y por consiguiente hacerles ver que todo supone un esfuerzo, pero que merece la pena.

El ejemplo de los padres es fundamental.

A los niños les va a ayudar mucho ver que sus padres también se esfuerzan, que no se quejan cuando las cosas no salen según lo previsto, que asumen sus propios errores y que a pesar de las dificultades son capaces de seguir adelante.


Volver al índice 

  3. Cómo empezar a enseñarles
 
- Hacerles ver la cara positiva del esfuerzo, presentarlo como algo valioso y necesario que les va a ayudar a alcanzar los objetivos y metas propuestas.

- Es conveniente que los padres provoquen ocasiones en las que los hijos se tengan que esforzar, por ejemplo levantarse temprano, comer algo que no les agrada mucho, realizar alguna tarea de casa que les resulta algo molesta, etc.

- Explicarles que las cosas que se empiezan hay que terminarlas y que no se deben hacer chapuzas. Al principio habrá que ayudarles a ser realistas antes de comenzar algo y enseñarles a prever las consecuencias de sus actos y decisiones.

- La disciplina y el esfuerzo van unidos. Es aconsejable tener un horario, cumplir unas normas en casa, procurar que tengan la mayor parte del tiempo ocupado, realizar algún tipo de deporte, implicarlos en el cuidado de los hermanos pequeños, etc.

- Los padres son los que mejor pueden ayudar a los hijos a vencer las impaciencias, superar el aburrimiento, la indecisión, los impulsos, los cambios de humor etc. Los niños al principio no saben ponerle nombre a lo que les ocurre y por ello los padres deben ayudarles no solo a descubrirlo, sino también a encontrar la forma de superarse y vencerse a si mismos.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

Universidad de Granada


Volver al índice 

 Fecha de creación: 08/07/2002 09:00:40  
 Última actualización: 21/10/2008 12:44


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Comparte tu experiencia sin lactosa
Avalado por las principales sociedades médicas