Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
¿Por qué se chupa el dedo?
La mayoría de los niños se han chupado el dedo en algún momento de su infancia. Esto hace que muchos padres se preocupen y desesperen, sobre todo cuando este hábito persiste en el tiempo. Es cuando empiezan a preguntarse por qué su hijo se pasa el día con el dedo en la boca y qué podrían hacer para interrumpir esta costumbre.

1. Una costumbre normal que no debe durar mucho 
2. ¿Qué hacer para romper con este hábito? 
3. ¿Y si sucede cuando está durmiendo? 
 
  1. Una costumbre normal que no debe durar mucho
 
Habitual. El 80% de los bebes se chupa el dedo y es algo normal.
La succión del pulgar forma parte de la fase de oral del desarrollo psicológico, permitiéndole al niño vivir sus propias experiencias y conocer el mundo que le rodea.

En esta fase los niños exploran con la boca, ya que es la zona donde tienen más sensibilidad. Por ello chupan y muerden todo lo que encuentran.

El 80% de los bebés se chupan el dedo. Suelen empezar a hacerlo alrededor de los tres meses, y la necesidad de hacerlo es muy alta hasta los 6 meses.

Es un hábito agradable para el niño, suele desaparecer alrededor de los 4 años.

La mayoría de los niños lo hacen cuando están cansados, es una forma de relajarse y calmarse. También lo hacen cuando se aburren o están enfermos.

Algunos niños continúan succionando el pulgar después de haber cumplido 4 años, esto puede ser debido a que los padres han obligado al niño a dejar de hacerlo y le castigan o riñen por ello.

En otras ocasiones acaban desarrollando un hábito nervioso y la necesidad de hacerlo es inevitable sobre todo, para calmar la ansiedad y tensión.

Hay que intentar que el niño abandone este hábito alrededor de los 4 ó 5 años ya que puede dañar sus dientes y producir malformaciones del paladar, provocar alguna infección o malformar el dedo chupado.

Así mismo, el niño continúa con esta costumbre cuando vaya al colegio podrá ser motivo de burlas y bromas por parte de sus compañeros.


Volver al índice 

  2. ¿Qué hacer para romper con este hábito?
 
Soluciones. Una es que el niño tenga las manos ocupadas con otra cosa.
Conviene saber que chuparse el dedo es un hábito que desaparece con el tiempo, por ello es aconsejable que los padres intenten ignorar el comportamiento del niño e intenten distraerlo dándole objetos para que agarre con las manos.

Teniendo las manos ocupadas no podrá introducir el dedo en la boca.

Es muy importante que los padres tengan en cuenta que no deben tratar de quitarle el habito con castigos, regañinas, toques en la mano, gritos, etc. ya que con esto lo único que se consigue es aumentar la ansiedad y afianzar el habito.

Por ello, es aconsejable que sea el niño quien desee hacerlo y en tal caso contar con la colaboración y ayuda de los padres.

Cuando el niños haya cumplido los 4 años conviene hacerles ver las consecuencias y efectos que pude producir en su boca, mostrarles los callos que a veces aparecen en el dedo, mostrarle la piel rugosa, húmeda, las posibles burlas de sus compañeros de colegio... Los padres deben darles razones y motivos para que deje de hacerlo, sabiendo que siempre va a contar con su apoyo y ayuda.

Los padres podrían comenzar ayudando a su hijo a identificar los momentos en los que se chupa el dedo con más frecuencia, por ejemplo: si el niño lo hace cuando está cansado, habría que ayudarle a identificar lo que el niño siente en ese momento y sugerirle comportamientos alternativos como abrazar un peluche, introducir el dedo dentro del puño cerrado, hacer girar el dedo o agarrarlo con la otra mano,...

Una vez que el niño ha decidido que quiere abandonar el hábito habría que elegir un momento oportuno, una época en la que el niño esté más relajado y tranquilo. La elección de la fecha para quitar esta costumbre debe ser consensuada con el niño.

Una forma de motivar al niño es utilizar el sistema de registro en una cartulina: consiste en marcar las horas que pasa al día sin chuparse el dedo y recompensar al niño por ello.

Cuando se llegue a un número de horas previamente establecido se le dará un premio. En ningún momento se le debe castigar o reñir por haber tenido una recaída, al contrario, conviene darle palabras de aliento y transmitir confianza en que si continúa intentándolo lo va a conseguir.


Volver al índice 

  3. ¿Y si sucede cuando está durmiendo?
 
Cuando está durmiendo no tiene conciencia de lo que está haciendo y el hábito de chuparse el dedo se convierte en un acto involuntario y es más complicado evitarlo.

Para ello se le pueden sugerir algunas ideas como aplicar en el dedo alguna sustancia que tiene mal sabor (si el niño ha cumplido 4 años) o colocar el en dedo algo para dormir: un guante, esparadrapo, cinta adhesiva, etc.

Todo esto se debe aplicar siempre que el niño esté de acuerdo. Además, debe ser él quien se aplique la sustancia o se ponga el guante o media. El cometido de los padres es apoyarle y reforzarle por ello.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

Universidad de Granada


Volver al índice 

 Fecha de creación: 01/04/2003 12:56:13  
 Última actualización: 19/10/2007 11:33


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas