Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
El síndrome premenstrual
A pesar de la gran importancia que tiene el ciclo menstrual para la procreación, el oscurantismo, la culpa y el secreto han rodeado a la menstruación femenina. Conoce más a fondo el conocido como síndrome premenstrual.

1. ¿Qué pensaban antes? 
2. ¿Qué es el síndrome premenstrual? 
3. Fenómeno universal  
4. Síntomas 
5. Prevalencia 
6. Causas 
7. Factores de riesgo y prevención  
8. Tratamiento 
 
  1. ¿Qué pensaban antes?
 
Síndrome. Robert Frank lo describió por primera vez en 1931.
Nuestra tradición siempre ha ayudado ha preservar una idea pobre de la sexualidad. La única finalidad de la sexualidad se restringía a la procreación, derecho y obligación que tenían que ejercer los ciudadanos.

A pesar de la gran importancia que tiene el ciclo menstrual para la procreación, el oscurantismo, la culpa y el secreto han rodeado a la menstruación femenina. La ignorancia llevó a no reconocer los signos y síntomas que van asociados a las fases del ciclo menstrual. Es más, los síntomas más comunes que presentan las mujeres como puede ser irritabilidad, labilidad emocional, estaban asociados al carácter histérico y neurótico de las mujeres.

Desde hace años, este trastorno ha llamado la atención en el área médica. Gran número de mujeres presentaban diferentes síntomas con mayor o menor intensidad. Las manifestaciones variadas y dispares de la sintomatología muy diferente entre unas mujeres y otras, ha creado mucha controversia en la patología ginecológica.

No fue hasta 1931 cuando Robert Frank, neurólogo estadounidense, describió por primera vez este trastorno al que denominó Tensión Premenstrual.


Volver al índice 

  2. ¿Qué es el síndrome premenstrual?
 
La Tensión Premenstrual o más conocido actualmente por Síndrome Premenstrual, consiste según afirma Santiago Palacios, ginecólogo y director del Instituto de Salud y Medicina de la Mujer de Madrid, en un conjunto de síntomas físicos, psíquicos y de comportamiento que sufren la mayoría de las mujeres en edad fértil con más o menos intensidad y que se repiten regularmente durante la fase luteínica del ciclo, es decir, en la segunda fase, que va desde la ovulación hasta la hemorragia menstrual.

Para llegar a diagnosticar el trastorno, se han de expresar dos o más síntomas con cierto grado de intensidad. Los síntomas deben surgir a partir de la ovulación, desaparecer con la regla y presentarse en la mayoría de los ciclos del año.


Volver al índice 

  3. Fenómeno universal
 
La sintomatología, su intensidad y duración varían de un individuo a otro. Lo que no cabe ninguna duda es que el síndrome premenstrual es padecido por mujeres de todas las culturas y clases sociales, independientemente de la zona geográfica, nivel académico y económico.

El Dr. De la Gándara, jefe de psiquiatría del hospital General Yagüe, explica que "es un fenómeno fisiológico y universal que se da en la población femenina de los países ricos y pobres".

El Dr. Palacios diferencia cuatro posibles patrones de presentación del síndrome, siendo el segundo y tercer patrón los que se sitúan la mayoría de mujeres:

1. Los síntomas se inician en la ovulación y van en progresivo aumento a medida que avanza la fase luteínica para desparecer con el inicio de la regla.

2. Los síntomas aparecen en cualquier momento de la fase del ciclo y desaparecen con la hemorragia.

3. Los síntomas se manifiestan en la ovulación, desaparecen y vuelven a presentarse los días previos a la regla.

4. Los síntomas se inician con la ovulación, van aumentando y desaparecen al acabar la regla.


Volver al índice 

  4. Síntomas
 
Se han descrito más de 150 síntomas asociados al síndrome, pero lógicamente no todos se presentan, ni lo hacen con la misma intensidad, aunque los más usuales son el sentimiento de tristeza, irritabilidad, tensión mamaria y la hinchazón abdominal.

- Entre los síntomas psíquicos más frecuentes están presentes los siguientes:

Irritabilidad, nerviosismo, ansiedad, agitación, ira, apatía, depresión, labilidad emocional, crisis de llanto, baja energía, letargia o fatiga, torpeza, pérdida de autocontrol, predisposición a conflictos, comportamiento impulsivo, retraimiento social, falta de inspiración, ideas confusas, dificultad de concentración, alteración en el interés sexual, desórdenes del sueño.

- Entre los síntomas físicos más frecuentes se consideran los siguientes:

Alteraciones gastrointestinales: diarrea, estreñimiento, calambres abdominales, presión y pesadez pélvica, dolor de espalda, náusea.

Retención hidrosalina: edema (hinchazón de mamas (60%), manos, cara, pies, tobillos), aumento periódico de peso, llenura y dolor en los senos, oliguria (disminución de formación de orina).

Alteraciones de la dermis: acné, neurodermatitis, sequedad del cabello, prurito o picor generalizado.

Síntomas neurológicos y vasculares: cefaleas (5-10%), vértigo, síncope, entumecimiento, parestesias (hormigueo), aumento de sensibilidad de brazos y piernas, taquicardias (palpitaciones del corazón), espasmos musculares.

Problemas respiratorios: asma, alergias, infecciones.


Volver al índice 

  5. Prevalencia
 
Estudios epidemiológicos reflejan que hasta un 80% de las mujeres en edad reproductiva experimentan alguna vez en su vida uno o varios de los síntomas asociados al síndrome premenstrual.

Aunque no todas las mujeres padecen el síndrome, ni sufren los mismos síntomas ni con la misma intensidad, alrededor de un 30% de las mujeres españolas en edad fértil sufren el síndrome premenstrual y casi el 10% de los casos son de patología severa con fuertes repercusiones en la vida familiar, social y laboral.

Sólo un 9% de las mujeres busca tratamiento para su problema. Desde luego se aprecia que son muchas las mujeres que sufren en silencio el calvario mensual... Y, ¿por qué? Hay que considerar que tras esa falta de iniciativa se esconde la falta de conocimiento y reconocimiento de los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual, también repercute la aceptación por parte de la mujer de todos los problemas como parte de la propia sexualidad, y por supuesto la infravaloración de los síntomas por parte de la sociedad e incluso por parte de algunos especialistas de la salud.


Volver al índice 

  6. Causas
 
Se considera que no existe una causa específica del problema, por ello se han descrito diferentes causas que provocan los síntomas específicos que experimenta la mujer:

- Hiperprolactinemia (exceso de prolactina, hormona hipofisiaria)
- Exceso de aldosterona (hormona de las glándulas suprarrenales que funciona en la regulación del metabolismo del sodio, cloro y el potasio)
- Déficit de magnesio y vitamina B-6
- Cambios en el metabolismo de los carbohidratos
- Hipoglicemia
- Disfunciones psicosomáticas
- Factores psicogénicos

Estas son algunas de las posibles causas específicas que provocan ciertos síntomas. Los expertos apoyan que una de las causas que tienen mayor responsabilidad es el desequilibrio hormonal entre los niveles de estrógenos y progesterona.

También, recientes investigaciones demuestran que en la segunda fase del ciclo menstrual, se produce una alteración en la producción de prostaglandinas (sustancias que pueden ser responsables de procesos inflamatorios).

La alteración química de estrógenos, progestágenos y prostaglandinas que se produce en la fase luteínica del ciclo menstrual, parece ser que es la gran responsable de provocar todos los desarreglos físicos, psíquicos y comportamentales.


Volver al índice 

  7. Factores de riesgo y prevención
 
Para prevenir y aliviar los síntomas es importante actuar eliminando los factores que lo potencian. Es recomendable tener en cuenta algunas consideraciones para combatir la intensidad del síndrome premenstrual o su aparición:

- Práctica regular de ejercicio
- Adecuado descanso
- Evitar y controlar el estrés.
- Dieta sana y equilibrada, baja en grasas y con un consumo bajo-moderado de sal y glúcidos.
- Evitar el consumo de alcohol, café y té.

El consumo exagerado de los líquidos y alimentos citados incrementa el riesgo físico de la mujer. El Dr. De la Gándara confirma en un estudio epidemiológico que el número de accidentes y suicidios aumenta considerablemente con la menstruación.

Aunque la edad no es un factor determinante para la aparición o desaparición de las molestias, se considera que el síndrome premenstrual aparece sobre todo a partir de los 30 años.

Algunos especialistas consideran que un factor que agrava la intensidad de los síntomas es tener hijos, considerando que cuanta más descendencia, más se agravan los síntomas. Existe cierta controversia al respecto y algunos expertos no lo consideran como un factor determinante o agravante.

Los especialistas recomiendan que para llevar a cabo una prevención adecuada es fundamental la información y el conocimiento del síndrome premenstrual. Saber que se padece el síndrome ayuda a sobrellevar mejor los síntomas e incluso en algunos casos favorece que mucho de ellos se atenúen.

El doctor Palacios considera que "valorar diariamente los síntomas y saber por qué se producen, puede ayudar a un mayor autocontrol y, por tanto, a la reducción de hasta un 50% de las molestias que se producen en cada regla". Coincide con la valoración el doctor De la Gándara, “...si la mujer lo reconoce, lo acepta y trata de no darle importancia, ya tiene ganado el 50% de su control”.


Volver al índice 

  8. Tratamiento
 
Dependiendo de la gravedad de los síntomas, se puede optar por un tratamiento u otro. Cuando se experimentan molestias y la prevención no es suficiente, recurrir a ciertos fármacos puede aliviar los síntomas específicos, tales como diuréticos para reducir la retención de líquidos, analgésicos (antinflamatorios no esteroides, inhibidores de la síntesis de prostaglandina), ingesta de suplementos vitamínicos principalmente, vitamina E, calcio, magnesio, aunque algunos autores refieren que no se ha mostrado que los suplementos vitamínicos mejoren los síntomas.

También están los que apuestan por remedios naturales como el doctor John Lee que recomienda hierbas medicinales para aliviar el dolor, como el aceite de onagra y borraja, y cimifuga racemosa. Las hierbas tienen propiedades antinflmatorias porque contienen un ácido gamma linoleico.

La clave del éxito en la intervención terapéutica está en seguir un proceso de psicoterapia en el que el especialista en sexología, médico o psicólogo, comúnmente suele integrar en el tratamiento contraceptivos orales. Cuando los síntomas son muy severos ni la píldora ni otros fármacos logran alivian el malestar.

Una alternativa es la administración hormonal (estrógenos o progesterona) por vía transdérmica, con aplicación a base de gel o parches. En ocasiones también se integran en el tratamiento antidepresivos, ya que se ha comprobado que la administración de los inhibidores de la recaptación de serotonina, (fármaco utilizado en el tratamiento de la depresión) puede ser beneficioso para combatir los síntomas del Síndrome Premenstrual.

Sara Rivero Mañas y Juan J. Borrás Valls

Instituto de Psicología, Sexología y Medicina Espill (www.espill.org)

Puleva Salud


Volver al índice 

 Fecha de creación: 15/01/2004 13:19:56  
 Última actualización: 19/10/2007 12:14


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Comparte tu experiencia sin lactosa
Avalado por las principales sociedades médicas