Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Tricotilomanía: arrancarse el pelo
La mayoría de las personas que sufren este problema piensan que son los únicos, desconocen cómo han podido llegar a esta situación y llegan incluso a pensar que son seres raros y diferentes al resto. Es evidente que existe cierto desconocimiento al respecto, y que existen tratamientos que están demostrando su eficacia y están ayudando a un gran número de personas.

1. ¿Qué es la tricotilomanía? 
2. Causas 
3. ¿Cómo ocurre? 
4. Consecuencias 
5. Tratamiento 
 
  1. ¿Qué es la tricotilomanía?
 
La Tricotilomanía está considerada como un trastorno del control de impulsos. Consiste en tirar o torcer el pelo de forma compulsiva hasta romperlo o arrancarlo. Con el tiempo esto da lugar a una pérdida considerable de cabello, siendo las zonas más afectadas la cabeza, las cejas, pestañas, etc.


Volver al índice 

  2. Causas
 
La edad de aparición de este trastorno suele ser entre los 3 y 7 años aunque en algunos casos la edad de inicio es la adolescencia. Afecta a un 4% de la población y la padecen las mujeres con más frecuencia que los hombres.

No existen causas claras y determinantes. Podemos hablar de un conjunto de factores que pueden predisponer este tipo de trastornos:

- Suelen ser más propensas las personas que tienen problemas de autodominio o de control de impulsos.

- Está asociado a situaciones de estrés y en algunos casos a depresión y ansiedad.

- Puede afectar también a personas que siempre han tenido cierta presión por parte de padres y profesores, a las que se les ha exigido más de lo que podían dar.


Volver al índice 

  3. ¿Cómo ocurre?
 
Antes de comenzar a tirar del cabello se produce una tensión que tiende a ir desapareciendo con los tirones de cabello. Se produce una sensación de alivio y se va calmando poco a poco la tensión.

Tras arrancar el cabello, uno juegan con él, otros lo parten o hacen bolitas, lo trocean, lo dividen en dos, etc. Esto lo realizan siempre de manera inconsciente y siguiendo un ritual.


Volver al índice 

  4. Consecuencias
 
- La mayoría de las personas que tienen este problema piensan que son las únicas que lo sufren y esto les suele generar problemas de autoestima e inseguridad.

- Intentan disimular los trozos que se le van quedando en blanco utilizando espay de color, postizos, cambian el peinado, usan pestañas postizas, se repasan las cejas con un lápiz, etc.

- Afecta al bienestar general del individuo y dificulta las interacciones sociales. En algunos casos el problema es muy evidente: personas que no tienen pestañas, no tienen pelos en las cejas o en la cabeza hay trozos en los que no hay ningún pelo. Los que nos rodean suelen preguntar y, los que son más prudentes no dicen nada pero, no pueden evitar fijar la mirada en esas zonas.

Para quien lo sufre esto es muy incómodo y hace que sientan vergüenza, evitando en ocasiones contactos sociales por la inseguridad que ello le supone.


Volver al índice 

  5. Tratamiento
 
Los padres suelen tener poca información y es aconsejable que estén informados y sepan por qué ocurre este tipo de problemas y qué pueden hacer para ayudar a sus hijos.

Es muy importante conocer y aprender a controlar los momentos y situaciones que preceden a la aparición del problema. Por ejemplo: mirando la televisión, estudiando, leyendo, cuando uno está relajado tumbado en el sillón, al hablar por teléfono, etc. Suelen ser momentos en los que dicha conducta se dispara de manera inconsciente.

El primer paso, una vez identificadas las situaciones antecedentes al hábito, consiste en aprender a tomar conciencia del mismo. Para ello se les pide que hagan un registro semanal del número de pelos arrancados y de las situaciones que precedieron a cada episodio, así como los momentos en los que esta conducta se producía con más frecuencia.

Después se le pide que visualice los movimientos que hace desde que la mano se dirige a la zona donde empieza a tocarse el pelo y lo arranca. Por ejemplo, la secuencia puede ser la siguiente: empiezo a ponerme nervioso, necesito dirigir mi mano hacia la cara, toco mis mejillas, seguidamente me toco el pelo, me vuelvo a llevar la mano a la cara, evito tocarme el pelo pero cada vez estoy más nervioso/a, otra vez toco el pelo, no lo arranco pero juego con él, después no puedo más y empiezo a arrancarlos, cuando he arrancado unos cuantos los voy recogiendo para que no los vea nadie...

Una vez identificadas las situaciones y visualizada la secuencia, la persona ya está en condiciones de realizar ejercicios para aprender a controlarse y a interrumpir el hábito en cuanto nota que empieza a caer en él.

Se le pide que cuando se lleve la mano a la cabeza y antes de empezar a jugar con el pelo las intente apretar las manos debajo de las piernas, apretar muy fuerte los puños o utilizar algo para tenerlo en las manos y apretarlo por ejemplo los globos antiestrés que venden en las farmacias suelen ser muy útiles. Conviene saber que el hábito aparece sobre todo cuando las manos están desocupadas o apoyadas en una mesa, en el brazo de un sillón, etc. Por ello, se aconseja que en estas situaciones se tengan siempre las manos ocupadas.

Por ejemplo, al hablar por telefono puede ser útil agarrar firmemente el telefono con una mano y con la otra apretar un bolígrafo; al ver la televisión, tener las manos abajo, apoyadas y presionadas sobre los muslos; cuando uno está comiendo, puede agarrar el cubierto con una mano y con la otra presionar fuerte sobre la mesa, etc.

Conviene saber que todo esto no se puede aprender sin la ayuda de un buen profesional. Todo lo anteriormente expuesto se deber realizar en sesiones de psicoterapia y guiados por un experto. Cada caso es diferente y por tanto el tipo de tratamiento.

Siempre va a ser de gran ayuda contar con el apoyo de la familia y amigos para que le ayuden a cobrar conciencia del hábito y cuenten con su apoyo para luchar y no desanimarse. Es muy importante saber es que no se les debe castigar ni regañar a nadie por arrancarse el pelo o llevarse las manos a la cabeza. Se aconseja mucha comprensión y sobre todo apoyo.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

Universidad de Granada


Volver al índice 

 Fecha de creación: 03/06/2004 13:03:55  
 Última actualización: 05/02/2009 11:55


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas