Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Aspecto del recién nacido
Lo primero que llama la atención del recién nacido normal es un aspecto general peculiar con la cabeza grande, el abdomen voluminoso, las extremidades cortas y una postura con los brazos y las piernas flexionadas. Hay algunos detalles que pueden parecernos raros y ser totalmente normales.

1. La cabeza del recién nacido 
2. La cara del recién nacido 
3. La piel del recién nacido 
4. Las mamas y genitales del recién nacido 
 
  1. La cabeza del recién nacido
 
Recién nacido. Existen algunos signos que son completamente normales.
La cabeza corresponde a una cuarta parte de la talla del recién nacido, mientras que en el adulto representa una octava parte.

- La forma de la cabeza inmediatamente después del nacimiento suele ser ovalada ("apepinada") debido al acabalgamiento transitorio de los huesos del cráneo (de los parietales). Esto recibe el nombre de amoldamiento y es posible gracias a que las suturas que unen los huesos del cráneo permiten una cierta movilidad para facilitar su paso a través del canal del parto. Esta superposición de huesos del cráneo se palpa como un relieve y cede espontaneamente.

- También se pueden palpar en la cabeza unas zonas blandas de forma romboidal llamadas fontanelas. Hay una fontanela anterior de mayor tamaño (su tamaño es variable pero, generalmente, mide 2x2 cm), y otra fontanela posterior más pequeña. No es peligroso tocarlas.

- Es frecuente encontrar una tumefacción discreta en la cabeza del neonato, causada por la presión que ha soportado al pasar por el canal del parto. Se llama tumor del parto o "caput succedaneum" y desaparece en pocos días.

- Aunque menos común, puede aparecer en el niño una acumulación de sangre en la superficie externa del cráneo, que recibe el nombre de "cefalohematoma". Es causada por la fricción del cráneo con los huesos pélvicos durante el proceso del parto. La protuberancia generalmente se presenta sólo en un lado de la cabeza. Otras veces es debido al uso de instrumentos (vacuo) en los partos que necesitan esta ayuda.


Volver al índice 

  2. La cara del recién nacido
 
La cara en las primeras horas de vida está abotargada con los parpados hinchados.

Con frecuencia, en la zona blanca del ojo o conjuntiva se aprecian hemorragias subconjuntivales que desaparecen espontáneamente en pocas semanas sin dejar secuelas.

Es frecuente encontrar pequeños puntos amarillentos llamados quistes sebáceos en la cara, sobre todo en la nariz, que reciben el nombre de millium facial.

La boca presenta unos labios gruesos y, en el labio superior, casi todos los recién nacidos presentan una zona endurecida que se conoce como "callo de succión".


Volver al índice 

  3. La piel del recién nacido
 
- Al nacer, la piel está cubierta por el vérnix caseoso o unto sebáceo, que es una capa grasa que protege la piel del feto cuando se encuentra en el útero materno. No se debe retirar, pues protege en las primeras horas de vida del frío y de las infecciones. La piel acaba absorbiéndola en pocas horas.

- Puede observarse un vello muy fino llamado lanugo, sobre todo en hombros, espalda y frente. Suele desaparecer a partir de la segunda semana de vida. Este es más abundante cuando el bebé es prematuro.

- La piel del recién nacido es muy roja debido a la gran cantidad de glóbulos rojos. A partir de las primeras 24 horas de vida, empieza a disminuir el enrojecimiento y, con frecuencia, aparece una coloración amarillenta (ictericia) por el aumento de la bilirrubina que, generalmente, no tiene importancia, pero que debe ser valorada por el pediatra por si fuera preciso la determinación analítica de los niveles de bilirrubina.

- Es frecuente la aparición de un color azulado (cianosis) en los manos y los pies durante los primeros día de vida, sobre todo si hay enfriamiento.

- Al cabo de pocos días suele aparecer una descamación cutánea que se considera fisiológica y, generalmente, es en pequeñas láminas.

- También son frecuentes los angiomas capilares, manchas rojizas por pequeñas dilataciones vasculares que aparecen en la cara y región occipital y suelen desaparecer al año de vida.

- En la region sacra se observa, en ocasiones, una mancha de color pizarroso llamada mancha de Baltz o "mancha mongólica" (a pesar del nombre es completamente normal y se llama así por ser más frecuente en la raza mongola), que desaparece también antes del primer año.


Volver al índice 

  4. Las mamas y genitales del recién nacido
 
Entre los 8 y 15 días de vida, independientemente del sexo, los recién nacidos pueden presentar una intumescencia mamaria (aumento del tamaño de las mamas) provocado por la acción de las hormonas maternas durante el embarazo.

En algunas ocasiones pueden producir un poco de leche conocida popularmente como "leche de brujas" lo cual es completamente normal. Nunca deben exprimirse las mamas pues se corre un importante de riesgo de infección. La intumescencia mamaria cede espontáneamente.

En los niños es frecuente encontrar fimosis, adherencias entre el prepucio y el glande e hidrocele (acumulación de líquido en el escroto). Son circunstancias que en grados menores se consideran fisiológicas. También es normal que presenten erecciones, sobre todo, cuando tienen la vejiga urinaria llena.

En las niñas, los labios mayores están poco desarrollados y pueden dejar visibles los labios menores. Con frecuencia hay un exudado vaginal, de color blanquecino, que en ocasiones puede ser sanguinolento. Esta circunstancia puede alarmar a los padres pero se considera normal y es debida a la acción de las hormonas de la madre.

Dr. D. Luis Miguel Puello Pavés

Médico Pediatra

Granada


Volver al índice 

 Fecha de creación: 09/02/2005 11:31:10  
 Última actualización: 12/02/2008 09:48


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas