Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Síndrome de Asperger o dificultad de adaptación social
Muchos padres detectan que su hijo, a pesar de tener una capacidad intelectual media alta, tiene muchas dificultades para relacionarse y comunicarse con los demás y, por consiguiente, graves problemas de adaptación. Estas son algunas de las características que definen el síndrome de Asperger. Veamos en qué consiste, la prevalencia y cuáles son los síntomas más frecuentes.

1. ¿En qué consiste? 
2. Prevalencia 
3. Síntomas más frecuentes 
4. Cómo actuar ante un niño con Asperger 
    4.1. Orientaciones a los padres 
    4.2. Orientaciones a los profesores 
    4.3. Terapia psicológica 
5. Páginas de interés 
 
  1. ¿En qué consiste?
 
El síndrome de Asperger, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es un trastorno generalizado del desarrollo infantil y lleva el nombre del psiquiatra que lo descubrió en los años 40. Es muy frecuente y a la vez desconocido, tanto entre la población general como entre los profesionales.

Este trastorno implica una discapacidad para el aprendizaje social. Quien lo padece tiene una apariencia normal, suele ser más inteligente que la media, alcanza un gran desarrollo del leguaje, tiene gran memoria pero tiene serias dificultades para relacionarse con los demás. Según la especialista Pilar Martín Borreguero, "es un trastorno que afecta a la capacidad del individuo para adaptarse a las demandas sociales de la sociedad".


Volver al índice 

  2. Prevalencia
 
Es limitada la información acerca de la prevalencia de este trastorno, aunque parece ser que afecta de 3 a 7 por cada 1000 niños, y es más frecuente en niños que en niñas. Se calcula que en Andalucía (España) unos 3500 niños tienen este síndrome. Aunque conviene aclarar que son datos meramente orientativos, ya que nos encontramos ante un trastorno bastante desconocido.

La especialista Beatriz Tobar Martínez asegura que "el porcentaje de afectados es mucho mayor de lo que se cree y que además hay muchos diagnósticos incorrectos". Según su punto de vista, "la dificultad del diagnóstico radica en que comparte síntomas con otros trastornos" y que, en ocasiones, tiende a confundirse con el "trastorno de personalidad esquizoide", "trastorno por déficit de atención", "trastorno pragmático del lenguaje", "trastorno autista" y con el "trastorno obsesivo compulsivo".


Volver al índice 

  3. Síntomas más frecuentes
 
Asperger. Dificultad de atender, comprender, relecionarse y falta de creatividad.
Las principales áreas afectadas son las relacionadas con la interacción social y la comunicación, aunque conviene aclarar que no todas las personas con Síndrome de Asperger comparten los mismos síntomas. Pueden compartir ciertas características pero ser diferentes en otras. Los síntomas más frecuentes suelen ser los siguientes:

- Dificultades para relacionarse con los demás. Cuando son niños, suelen estar solos en los recreos, en los cambios de clase o en las actividades de grupo. Tienen problemas para iniciar y mantener conversaciones, no entienden las reglas sociales. No suelen aceptar las reglas de los juegos y quieren imponer las suyas propias.

- No tienen habilidades de comunicación. Tienen dificultades para entender el lenguaje no verbal, no saben interpretar los gestos, una mirada, el tono de voz, etc.

- Los mensajes los interpretan literalmente y, por consiguiente, no entienden las bromas ni las metáforas.

- Uno de sus puntos fuertes es la honradez. Tienen dificultades para mentir y para hacer daño a los demás de manera intencionada.

- Carecen de empatía. No tienen capacidad de ponerse en el lugar de los demás, tienen dificultades para entender las emociones ajenas y las propias, no tienen la habilidad necesaria para entender que los demás tienen necesidades, deseos y creencias que pueden ser diferentes a las de uno mismo.

- La gran mayoría tienen torpeza motora: muchos de ellos son "patosos" cuando corren, saltan o montan en bicicleta. En ocasiones también pueden tener afectada la psicomotricidad fina y tienen dificultades para escribir, cortar, problemas de ritmo, falta de destreza para agarrar una pelota, para vestirse, abotonarse, etc.

- Suelen tener dificultades de comprensión: problemas de comprensión lectora y les cuesta trabajo entender los enunciados de problemas que tienen varios apartados.

Tienen intereses muy restringidos, suelen tener fijación por un tema y están continuamente hablando e interesándose sobre él hasta el punto de no querer hablar ni interesarse por otra cosa. Aunque conviene aclarar que estos intereses van cambiando, por ejemplo puede que durante unos meses solamente esté interesado en el tema de los dinosaurios y que, transcurrido un tiempo, la fijación sea por los coches, después por los números, mapas, calendarios, etc.

- Los profesores se suelen quejar de que no presta atención, de que está en su mundo, y no se interesa por las actividades de clase.

- Son muy rutinarios e inflexibles, no soportan que les rompan su rutina, los cambios de planes les causan mucho malestar y reacciones desproporcionadas.

- Demuestran poca imaginación o creatividad, su juego simbólico es escaso, no suelen jugar con muñecos.

- Tienen una memoria excepcional, recuerdan datos y detalles de manera sorprendente.

Las personas cercanas a alguien con síndrome de Asperger se quejan de que no les escucha ni parecen interesarse por lo que se les cuenta. Se extrañan de que se tomen todo al pie de la letra y se crean todo lo que se les dice. No entienden por qué de repente explotan y tienen rabietas sin sentido, se sorprenden de lo mucho que les afectan los cambios de planes o que se les rompa su rutina.

Por ello el papel de los padres y profesores es crucial ya que son ellos los que deben facilitarles la organización y estabilidad de la cual carecen y, sobre todo, ayudarles a sentirse más cerca de los demás.


Volver al índice 

  4. Cómo actuar ante un niño con Asperger
 
Después de que la familia es informada de que su hijo sufre este síndrome, empiezan a surgir todo tipo de dudas y preguntas, sobre todo acerca de las consecuencias de este trastorno y de las estrategias y pautas de actuación más eficaces.

Las personas que sufren este trastorno son conscientes de la dificultad social que les caracteriza ya que, aunque están muy interesados en relacionarse con los demás y desean tener amigos, no saben cómo hacerlo.

Por otro lado, el hecho de ser torpes en sus movimientos y tener una pobre coordinación motriz hace que sean objeto de burlas. Esto les suele producir estrés, ansiedad, problemas de autoestima, frustración e incluso depresiones.

Por ello es muy importante un tratamiento e intervención adecuada por parte de los profesionales especializados en el tema, del colegio y, sobre todo, de la familia.

4.1. Orientaciones a los padres
La labor de los padres es crucial para ayudar a su hijo a entender lo que le ocurre y al mundo en el que vive:

- Explicar al hijo el problema. Cuando el niño alcanza cierta edad, antes de llegar a la adolescencia, es conveniente que se le explique lo que le está ocurriendo, cuáles son sus mayores dificultades y hacerle ver que también tiene grandes cualidades y aptitudes.

- Explicarles bien las cosas. Es conveniente utilizar instrucciones simples a la hora de explicarles algo ya que, aunque son muy inteligentes, tienen dificultades para entender trabajos complicados. Para ello es muy útil subdividir las tareas en otras más simples y utilizar los dibujos en las explicaciones.

- Explicarles y enseñarles a modular el tono de voz, a mirar a la cara cuando hablen con alguien y alabarles por ello.

- Es muy importante enseñarles que tienen que aprender a "esperar su turno" y ponerles ejemplos de situaciones en las hay que hacerlo: juegos, colas de las tiendas, en casa, etc. También deben aprender las diferencias entre los lugares públicos y privados, que hay cosas que sólo se hacen en privado y que en público hay que guardar las formas.

- Advertirles con tiempo de los cambios de planes. Cuando haya cambios de planes, hay que prepararlos y advertirlos con anticipación. Ellos se irritan y alteran ante los cambios, por lo tanto hay que ayudarles a entender que las cosas pueden cambiar y no siempre se les va a poder avisar. No obstante, siempre que sea posible se le deben evitar estos cambios y sorpresas e intentar mantener sus rutinas y proporcionarles un ambiente predecible y seguro.

- Enseñarles a ser autosuficientes. Se debe trabajar con ellos todo aquello que en el futuro les facilite llevar una vida independiente y enseñarles habilidades de autosuficiencia: que aprendan a comprar solos, a manejar el dinero, ir al supermercado, manejar el teléfono, etc.

- En la medida de lo posible hay que ayudarles a superar el miedo a lo desconocido. Por lo tanto, cuando vayan por primera vez al colegio, cuando se enfrenten a profesores y amigos nuevos, cuando vayan de campamento, etc. Los padres deben prepararlos y si es posible exponerlos previamente a esas situaciones nuevas para que disminuya su ansiedad.

Los padres deben saber que sus hijos van a necesitar mucha ayuda y paciencia y sobre todo los niños deben saber que sus padres los quieren y los quieren como son.

Es conveniente reforzarles, alabarles y explicarles las cosas de las que se sienten orgullosos.

4.2. Orientaciones a los profesores
Cuando el niño ha cumplido nueve años más o menos, se aconseja que los profesores expliquen al resto de los compañeros lo que le ocurre.

Una forma de hacerlo podría ser explicarles que lo mismo que hay compañeros que tienen dificultades para leer o leen más despacio, otros las tienen para sumar, etc. En este caso se le explica las dificultades que tienen para hacer amigos, entender emociones, interpretar las bromas, etc. Veamos algunas orientaciones para trabajar en clase:

- Reforzarle las habilidades académicas en las que destacan y hacer que las pongan en práctica a través de actividades de grupo. Con esto se consigue que sus compañeros se den cuenta de que el niño destaca en muchas de las habilidades que para ellos son muy valiosas. Por consiguiente, se fomenta la aceptación y el reconocimiento por parte de los compañeros.

- Facilitarle apoyo para relacionarse con otros niños. Es aconsejable que en los recreos se beneficien de cierto apoyo para que le ayude a favorecer la interacción con otros niños. Este apoyo puede ser perfectamente un niño de su clase al que se le explica lo que puede hacer para ayudarle.

- Poner especial cuidado el las clases de educación física. Los profesores deben saber que las clases de educación física suelen generar ansiedad ya que al no haber normas explícitas sino más bien implícitas, ellos no las entienden y por lo tanto, es conveniente explícaselas y razonarlas. Hay que tener mucha paciencia a la hora de explicarle al alumno lo que se espera de él y lo que hay que hacer. Conviene utilizar frases cortas, concretas y, si es posible, se puede pedir a un compañero que haga primero lo que debe hacer el niño, ya que la visualización de lo que se debe hacer les ayuda a entenderlo mejor.

- Mantener viva su atención en clase.Para que mantenga la atención en clase conviene sentar al niño en la primera fila y, con cierta frecuencia, hacerle preguntas sobre lo que se está explicando. Estos niños necesitan clases muy estructuradas con programas académicos muy individualizados y, sobre todo, van a necesitar un ambiente en el que se sientan competentes.

4.3. Terapia psicológica
Por último, conviene insistir en la importancia de la terapia psicológica.

La intervención por parte de un especialista en la materia va a ser de gran ayuda tanto para el niño como para la familia y es él quien se encargará de dar las pautas más adecuadas para trabajar en casa y en el colegio.


Volver al índice 

  5. Páginas de interés
 
Para más información y ayuda existen las siguientes páginas Web sobre el síndrome de Asperger.

- Asociación Asperger España

- Síndrome de Asperger (MAAP)

- Centro de Psicología Clínica Cavendish

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

Centro de Psicología Alarcón. Granada.


Volver al índice 

 Fecha de creación: 08/02/2005 12:05:58  
 Última actualización: 19/10/2007 13:14


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas