Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
30 consejos para combatir las alergias
Llega la primavera y no sólo la sangre se altera, el sistema inmunológico se revoluciona y empieza a moquear la nariz hasta que llega el verano. Las medicinas alternativas ofrecen soluciones naturales para prevenir y aliviar los síntomas de las alergias. No te resignes y prueba algo diferente, te damos 30 consejos muy naturales para dejar de estornudar y llorar esta primavera.

1. 1. Los consejos 
 
  1. 1. Los consejos
 
Consejos. Cambios en el estilo de vida contribuirán a un mayor bienestar del alérgico.
1. Identifica al enemigo
En la mayor parte de los casos de alergia que aparecen en primavera, el alérgeno responsable es el polen, pero hay muchas clases de polen, tantas como plantas que florecen: gramíneas, coníferas, olivos, olmos...

2. Cambia tu agenda
Si tienes alergia al polen, aprende cuáles son las horas de máxima emisión de cada planta, y olvídate de salir al exterior en esos momentos críticos, especialmente si corres o haces deporte al aire libre. Es mejor hacer ejercicio en un gimnasio limpio con el aire filtrado o nadar en la piscina tratada con ozono en vez de cloro. El deporte te ayuda a mantener en forma el sistema inmunológico, siempre que se practique a la intensidad adecuada y sin pasarse con la duración.

3. Revisa tu alimentación
¿Empeora tu alergia si tomas lácteos en el desayuno? ¿Te da un ataque de mocos después comer un filete? Algunos alimentos provocan reacciones alérgicas cruzadas a las personas con alergia al polen. En el caso de las frutas y verduras, basta no comer éstas crudas y comerlas cocinadas. Por ejemplo, la alergia al polen de abedul se relaciona con manzanas, melocotones, peras y cerezas crudas. La alergia al polen de artemisa puede provocar reacción al apio crudo.

4. Ventila con precaución
Para airear la casa el mejor momento es primera hora de la tarde, especialmente los días lluviosos, cuando los índices de polen son bajos, y procura no estar en casa. Y olvídate de fumar de una vez por todas. Ya te han obligado a hacer de tu trabajo y espacios públicos un espacio libre de humos, sólo te queda liberar tu casa y empezar a respirar aire limpio, cuando las membranas de tu nariz y garganta empiecen a recuperarse, filtrarán el aire con más eficacia y actuarán como una barrera para los alérgenos.

5. Utiliza los filtros
Tanto en el aire acondicionado de los espacios cerrados como en el coche, invierte en buenos filtros que eliminen cualquier posible entrada de alérgenos. Apuesta por aire acondicionado saludable. Los aparatos de aire acondicionado han de pasar revisiones periódicas, no sólo en el trabajo, también en casa. El mantenimiento permite reducir las posibilidades de alergia, si el problema persiste es necesario que te asegures de que el sistema cuenta con filtro HEPA (high-efficiency particulate air filter) o filtro de aire para partículas de elevada eficacia, un filtro absoluto, y si no lo tiene, instálalo cuanto antes. Usa mascarilla ante las situaciones de riesgo. Si no te queda más remedio que cortar el césped de tu casa, hazlo con protección, usa mascarillas de ferretería o mejor invierte en una buena mascarilla con filtros que puedes encontrar en la farmacia.

6. Plantas para purificar
No todas las plantas producen alergia al polen, algunas purifican el aire y filtran alérgenos y sustancias contaminantes del aire como benceno, monóxido de carbono, formaldehído y tricloroetileno. Algunas incluso emiten sustancias que reducen los niveles de esporas de hongos y de bacterias en el aire. Si no tienes alergia al moho, puedes utilizar arecas, singonios, helechos, datileros, hiedra, poto, espatifilo, cintas y drácenas.

7. Toma más pescado
Los pescados azules son ricos en ácidos grasos omega-3, que tienen un efecto antiinflamatorio, y está comprobado que reducen los síntomas de alergia y asma. Si no te gusta el pescado, puedes tomar alimentos enriquecidos o cápsulas con omega-3 cada día.

8. Ayúdate con el magnesio
El magnesio es un mineral que ayuda a relajar las paredes de los músculos lisos y reduce la intensidad de los ataques de asma, haciendo que respires mejor. Las dosis de magnesio necesarias varían en cada persona, en general los deportistas necesitan más por las pérdidas con el sudor y la demanda que produce el trabajo muscular, y pueden llegar a tomar hasta 1.000 mg dos veces al día, pero cada uno es diferente.

9. Controla las interacciones
Algunos de los medicamentos que se recetan contra la alergia como la teofilina se alteran en su absorción cuando se combinan con otros alimentos como café, cacao, té, carnes y verduras de la familia de la col. El pomelo también puede alterar la absorción de algunos medicamentos. Intenta evitar estos alimentos mientras tomas el tratamiento para la alergia.

10. Reduce las proteínas
Las inmunoglobulinas E aumentan cuando aparece la alergia, como están compuestas por proteínas, reducir el consumo de alimentos ricos en proteínas puede ayudarte a disminuir la proporción de inmunoglobulinas E. Evita las carnes rojas y reduce el consumo de huevos y lácteos. Para que no se resienta tu alimentación deportiva y no te falten aminoácidos para tus músculos, come pescado azul y pollo, frutos secos, legumbres y cereales.

11. Aumenta la vitamina C
Los alimentos ricos en vitamina C tienen una acción antihistamínica, puedes tomar esta vitamina en suplementos o comer alimentos ricos en ella como el kiwi, la papaya, las bayas, los pimientos y las coles.

12. Desinflámate con azufre
El MSM o metil-sulfonil-metano es un compuesto de azufre que tiene un efecto antiinflamatorio y que se está utilizando para prevenir los síntomas de alergia y asma. Estabiliza las membranas celulares de modo que se hacen más resistentes a liberar la histamina, la sustancia que desencadena la respuesta alérgica. Las frutas y verduras son ricas en MSM,especialmente la familia del ajo y cebolla, pero también puedes encontrar cápsulas con dosis de 500 a 1.000 mg.

13. Sopa de pollo picante
La sopa de pollo se ha tomado para evitar la congestión nasal en alergias y resfriados desde hace 800 años. La receta del Dr. Ziment emplea ingredientes curativos como la pimienta, que ayuda a descongestionar la nariz, el ajo y la cebolla que tienen efecto antibiótico y fluidifican las secreciones, y pollo, que contiene cisteína, un aminoácido antioxidante y fluidificante. La receta se hace con 1 pollo troceado, 1 cabeza de ajo, 1 cebolla, 3 ramas de apio, cuarto de zanahorias y tanta pimienta como puedas soportar. Troceas los ingredientes y se deja cocer en la olla a presión con 1 litro de agua, durante al menos 30 minutos.

14. Despéjate a lo ruso
Cuando la alergia te tenga completamente congestionado, prueba el rábano picante rallado en un vaso de agua caliente con una cucharadita de miel. Esta raíz aumenta las secreciones lacrimales y nasales y te ayuda a eliminar la mucosidad.

15. También puedes probar el estilo japonés
Esa pasta picante verde que acompaña los platos de sushi o "wasabi" está hecha con rábano picante, y también te ayuda a descongestionar tu nariz.

16. Hidrátate al máximo
Con tantas lágrimas y mocos vas perdiendo líquido extra en época de alergia, algunos medicamentos para alergia también actúan como diuréticos. Si además haces deporte no vale con 2 litros de agua al día, tendrás que tomar 3 o más para evitar deshidratarte.

17. ¡Ándale, manito!
La comida mexicana con chile picante es otra forma de aliviar la congestión y mejorar la respiración. El chile contiene capsaicina, que aumenta y fluidifica las secreciones y libera endorfinas, analgésicos naturales que te hacen sentirte mejor.

18. Aumenta la quercetina
La quercetina es un flavonoide que estabiliza las células del sistema inmunológico que liberan la histamina, uno de los desencadenantes de los síntomas alérgicos como la secreción nasal y el lagrimeo. Se deben tomar 300 mg, que se puede encontrar como suplemento o en alimentos como la cebolla, pera, manzanas, cítricos, coles, albahaca, arándanos, té y vino. La quercetina trabaja mejor si se acompaña con vitamina C y magnesio, aunque la mayoría de estos alimentos presentan esta combinación.

19. Piña para el niño y la niña
La piña natural es rica en una enzima conocida como bromelaína que digiere las proteínas y tiene un efecto antiinflamatorio sobre las mucosas.

20. Vitamina B5
La vitamina B5 o ácido pantoténico tiene efectos antiinflamatorios porque ayuda a las glándulas suprarrenales a producir cortisol y reduce la congestión. Se recomienda tomar 500 mg de B5 o alimentos ricos en esta vitamina como la levadura de cerveza, el salvado y el germen de trigo, los cereales de desayuno, salmón, legumbres y frutos secos.

21. Acostúmbrate al sarraceno
El trigo sarraceno es un cereal muy interesante, por un lado no contiene gluten y es apto para celiacos, y para los alérgicos presenta flavonoides como la quercetina con acción antiinflamatoria. Su mayor contenido en proteína y hierro frente a otros cereales, complementa la dieta de la alergia ahora que debes restringir el consumo de alimentos ricos en proteínas en esta estación. Lo puedes encontrar en tiendas de herbodietética y se cocina el grano tostándolo para hacer la "kasha" o en harina como "blinis" o tortitas rusas y pasteles.

22. Endulza con regaliz
La raíz de regaliz contiene glicirrina, un potente fluidificante y antiinflamatorio que ayuda a aliviar los síntomas de la alergia, especialmente la rinitis. Basta tomar una infusión de regaliz con menta cada mañana. Recuerda que si tienes problemas renales, hepáticos o hipertensión no puedes tomar regaliz, y que el tratamiento no se debe prolongar más de 6 semanas en cualquier caso.

23. Vacúnate al polen con el polen
El polen es un suplemento que puede ayudarte a prevenir los síntomas de la alergia al polen, aunque te parezca una contradicción. Al tomar polen recogido por las abejas de la zona donde vives, te vacunas de una forma natural, pues este polen está parcialmente digerido por las abejas y provoca una reacción leve que "enseña" al sistema inmunológico a tolerar al alérgeno o polen cuando llega la primavera y aumenta su concentración. Hay que empezar siendo muy prudente con una pizca mínima una vez al día durante varios meses antes de la primavera, e ir aumentando hasta una cucharadita al día. Hay personas que no pueden tolerarlo, por lo que si con una cantidad mínima se sufre una gran reacción (picor e hinchazón de garganta), no lo intentes más.

24. Pica, pica con la ortiga
La infusión de hojas de ortiga ha sido un remedio tradicional para los síntomas de la rinitis alérgica. En un estudio de la Escuela Nacional de Medicina Naturopática de EEUU, el 58% de las personas con alergias respiratorias redujeron los síntomas con una semana de tratamiento con ortiga. Se puede encontrar también en cápsulas de ortiga liofilizada, o tomar una infusión de una cucharada de hojas secas por taza de agua, 3 veces al día.

25. Agua de rosas para tus ojos
Cuando la hinchazón y las lágrimas no te dejen ver, lávate los ojos con agua de rosas, es un buen tónico ocular con efectos antiinflamatorios, además tiene un olor muy agradable y dicen que ayuda a evitar las arrugas. Los lavados con agua de eufrasia también ayudan a aliviar el picor y la inflamación ocular.

26. Huele bien
La aromaterapia tiene un efecto poderoso que te ayuda a aliviar un ataque de alergia. Prueba a poner en un difusor esta mezcla de aceites esenciales para la alergia: 3 gotas de esencia de eucalipto, 1 gota de esencia de matricaria y 1 gota de esencia de sándalo. Verás cómo tus síntomas se alivian. El aceite esencial de eucalipto es el más potente, puede llegar a eliminar la población de ácaros del polvo de una manta de lana hasta un 95%. Si es tu caso, prueba a lavar la ropa de cama con 5 gotas de aceite de eucalipto diluido en tu dosis de detergente líquido en cada lavado a 60ºC.

27. Baña tus pies
Aunque te parezca una tontería, sumergir los pies en agua caliente puede reducir los síntomas de rinitis alérgicas, incluso en presencia del alérgeno, según han demostrado en la Universidad de Chicago.

28. Pon mantequilla india en tu nariz
La mantequilla “ghee” es uno de los ingredientes principales de la cocina india, que además se utiliza en medicina ayurvédica (medicina tradicional india) para tratar la alergia. Al hidratar y lubrificar los orificios nasales con ella, dificulta la penetración de los alérgenos. Puedes conseguir esta mantequilla en tiendas especializadas en comida exótica o hacerla en casa con mantequilla natural sin sal, dejándola hervir hasta que forme una espuma a fuego lento. Cuando quede de color dorado se cuela y se deja enfriar.

29. Homeopatízate
La medicina homeopática resulta eficaz para tratar alergias concretas, pero se debe seguir con exactitud para que funcione y los remedios se deben adaptar a cada persona. El remedio más eficaz para la alergia primaveral es Allium cepa, que se combina con Euphrasia para el lagrimeo, Natrum muriaticum para el dolor de cabeza y Sabadilla para los estornudos.

30. Aprende a respirar
En yoga existen prácticas de respiración profunda que ayudan a eliminar el aire viciado y las toxinas de los pulmones, previniendo y reduciendo los síntomas de alergia. Para los maestros de yoga, las alergias se deben a la falta de prana (fuerza vital respiratoria), y al respirar profundamente, con ejercicios como el "ujjayi", aumenta el prana y se refuerza el sistema inmunológico. Bastan 10 minutos por la mañana y 10 por la noche para practicar "ujjayi": consiste en inspirar imaginando que tu cuerpo y mente se amplían, notando cómo el aire atraviesa la garganta y llega a los pulmones, sintiendo el movimiento con el vientre. Al espirarpiensa que tu cuerpo y mente se relajan. Repite esta respiración alargando inspiraciones y espiraciones contando los segundos.

Yolanda Vázquez-Mazariego

Sport Life

Revista líder en España en Deporte y Salud


Volver al índice 

 Fecha de creación: 07/03/2006 10:48:32 
 Última actualización: 22/03/2011 18:00


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas