Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Hernia discal
Los especialistas aseguran que hasta un 95 por ciento de las personas padece algún tipo de dolor de espalda a lo largo de toda su vida. Existen varios tipos de dolor de espalda y uno de los más frecuentes es la hernia discal. Este tipo de patología degenerativa consiste básicamente en el desplazamiento de vértebras que afectan a los nervios y que, como consecuencia, pueden producir un intenso dolor.

1. ¿Qué es? 
2. Tipos de hernias discales 
3. El dolor, principal síntoma 
4. Tratamiento e intervención quirúrgica 
5. Perfil del paciente 
6. Consejos para evitar las hernias discales 
 
  1. ¿Qué es?
 
Hernia discal. Es una degeneración de la estructura del disco vertebral.
La hernia o protusión discal es una degeneración de la estructura del disco vertebral sobre la que todavía no existe un conocimiento exacto de sus causas.

Se sabe, sin embargo, que la degeneración como consecuencia del tiempo y los traumatismos son los causantes más directos que dan lugar a este tipo de hernias.

El disco vertebral, cuya principal función es amortiguar las vértebras, está formado por un anillo que es el encargado de sujetar el núcleo de la vértebra. La hernia discal se produce, por tanto, cuando se rompe el anillo y el núcleo se desplaza del centro de la vértebra.

Ese movimiento afecta a los nervios y puede producir dolor en la espalda, brazos o piernas, dependiendo del tipo de hernia discal con la que se encuentre el especialista.


Volver al índice 

  2. Tipos de hernias discales
 
Las hernias discales son un tipo de patología muy frecuente entre la población. Si se practicaran pruebas de imagen para ver los discos intervertebrales a personas que no tienen síntomas, se detectarían pequeñas hernias discales hasta en un 30 por ciento de ellas.

Los tipos de hernias discales se clasifican en función de hacia qué parte del cuerpo humano se desplaza el núcleo de la vértebra. Si el núcleo se mueve hacia los lados, hablamos de hernias dorsales, si se mueve hacia abajo las hernias son lumbares y si el núcleo de la vértebra se mueve hacia el centro, nos encontramos entonces ante hernias cervicales. Estas últimas y las lumbares son las más frecuentes.


Volver al índice 

  3. El dolor, principal síntoma
 
Espalda. El dolor en esta zona es uno de los principales síntomas de hernia discal.
El especialista suele detectar las hernias discales mediante el interrogatorio y la exploración física del paciente. Con frecuencia, se utilizan pruebas de imagen, pero hay que tener especialmente cuidado con ellas porque, en ocasiones, muestran diagnósticos que nada tienen que ver con los síntomas del paciente.

En lo que no hay duda, es en que el dolor es el principal síntoma asociado a este tipo de degeneración; un dolor que, en algunos casos, puede ir acompañado de la pérdida de sensibilidad y de fuerza en los brazos y las piernas.

Dependiendo de la zona donde se detecte y del nervio concreto al que afecte, el dolor sirve para indicar al especialista frente a qué tipo de hernia discal se encuentra. Por ello, estamos ante una hernia lumbar cuando se extiende hacia las piernas y nos encontramos con una hernia dorsal cuando aparece por la zona del tórax. Si el dolor no sigue ninguno de estos caminos y baja desde el cuello hacia los brazos a través del territorio de un nervio, indica que la hernia es cervical.

La ciática es un tipo de dolor lumbar agudo, muy común entre la población, que aparece cuando hacemos algún tipo de sobreesfuerzo y que baja desde la zona lumbar inferior, por la nalga, hacia la pierna y rodilla. El dolor empeora con la tos, el estornudo... porque la presión aumenta mucho en ese momento y la hernia comprime aún más la raíz del nervio.


Volver al índice 

  4. Tratamiento e intervención quirúrgica
 
Quirófano. Sólo está previsto para los casos más graves de hernia discal.
No existe un tratamiento específico generalizado para todas la hernias discales sino que, más bien, hay un tipo de tratamiento dependiendo del tipo de hernia y del cuadro neurológico que presente en ese momento concreto el enfermo.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes, en torno al 95 por ciento, suele responder bien al denominado tratamiento "conservador" y volver, de este modo, a poder llevar una vida normal.

Este tratamiento consiste básicamente en adecuar la actividad física al grado de dolor que se padece, alternar períodos de movilidad con reposo y la utilización de fármacos, como, por ejemplo, los analgésicos en todas sus gamas, antiinflamatorios y relajantes musculares. El tratamiento "conservador" es lento ya que suele durar semanas, dependiendo de cómo sean los síntomas.

En pocos casos -el 5 por ciento restante- los pacientes con hernias discales necesitan someterse a una intervención quirúrgica. Las personas que deben operarse son aquellas que presentan un cuadro clínico muy grave porque la hernia afecta directamente a la médula espinal en vez de a un nervio, porque existe una notable pérdida de fuerza o por la dificultad para controlar los esfínteres (síndrome de la "cola de caballo").

También la operación es la única opción cuando el paciente no ha respondido al tratamiento "conservador". Hay diferentes tipos de cirugía y cualquiera de ellas tiene buenos resultados. La operación puede consistir en quitar directamente el disco, fijar las vértebras o inyectar sustancias que cicatrizan la zona del disco y hacen que no se mueva.


Volver al índice 

  5. Perfil del paciente
 
El prototipo de paciente que va a consulta porque sufre algún tipo de hernia discal es una persona adulta con una edad comprendida entre los 30 y 50 años. Se trata de personas de mediana edad que llevan a cabo trabajos que requieren cierto esfuerzo o que tienen una actividad física intensa.

Por ello, y al contrario de lo que en muchas ocasiones se cree, es más complicado detectar este tipo de cuadro degenerativo en las personas mayores, de tercera edad, porque su estilo de vida es menos activo. Y al mismo tiempo, es cada vez más frecuente que personas jóvenes, desde los 15 ó 16 años en adelante, tengan hernias discales.


Volver al índice 

  6. Consejos para evitar las hernias discales
 
No existe una forma implacable de evitar las hernias discales. No obstante, los mejores consejos para que no aparezcan son aquellos que tienen que ver con la salud general: tener una buena forma física, llevar una vida activa, evitar el sobrepeso, no realizar grandes esfuerzos, buscar siempre la mejor postura para realizar un determinado trabajo, mantener un peso adecuado a la estatura...

La buena forma física es fundamental ya que cuanto más entrenados estén los músculos más contribuirán a que la tensión del disco y de las vértebras disminuya, por lo que será menor la probabilidad de que se produzcan los fenómenos degenerativos que contribuyen a la hernia discal.

Europa Press

Con información facilitada por:
Dr. César Hernández García
Médico especialista en Reumatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid
Dr. Javier Heredero Sanz
Jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario La Paz de Madrid.


Volver al índice 

 Fecha de creación: 22/03/2006 10:12:16 
 Última actualización: 31/08/2009 14:46


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas