Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
El colon irritable
El colon irritable (conocido actualmente con el nombre del Síndrome de Intestino Irritable) es un trastorno digestivo de carácter funcional que sufre entre un 10 y un 12 por ciento de la población española. Hoy en día se desconocen cuáles son las causas exactas. No obstante, las personas que padecen esta dolencia deben acudir a su médico de cabecera, quien a través de datos clínicos y de un exhaustivo examen determinará si se trata del Síndrome de Intestino Irritable.

1. ¿Qué es el colon irritable? 
2. ¿Por qué ocurre? 
3. Síntomas 
4. Diagnóstico 
5. Tratamiento y hábitos para aliviarlo 
 
  1. ¿Qué es el colon irritable?
 
Síntomas. Las molestias abdominales son de los síntomas más frecuentes.
El colon irritable es un trastorno digestivo de carácter funcional que se caracteriza por la presencia de dolor o molestia abdominal y que normalmente está asociado a cambios del ritmo intestinal (tales como el estreñimiento o la diarrea), sin ninguna alteración orgánica demostrable.

Debe pensarse en este síndrome cuando las molestias o dolores abdominales están presentes durante doce semanas o más en los últimos doce meses. Además, los pacientes presentan frecuentemente otros muchos síntomas, entre los que destacan el alivio del dolor o las molestias abdominales a la hora de realizar la defecación y un cambio manifiesto de la consistencia de las heces.


Volver al índice 

  2. ¿Por qué ocurre?
 
Desde hace muchos años se investiga en su etiología para explicar por qué se produce el colon irritable. Por esta razón, los expertos piensan que un conjunto de causas podrían ser las responsables de la aparición de la enfermedad, aunque hoy por hoy no se conocen a ciencia cierta. Así, los expertos aclaran su existencia de acuerdo con:

- Una posible causa infecciosa.

- Una anomalía mioeléctrica que produce un trastorno de la motilidad del intestino.

- Una respuesta anormal a determinados estímulos hormonales. - Un trastorno de la sensibilidad intestinal.

- Una alteración de determinadas hormonas digestivas.

- Una intolerancia o alergia a ciertos alimentos.

- La existencia de determinadas alteraciones psicológicas.

Entre estas causas, la alimentación ha sido tomada en cuenta en más de una ocasión como uno de los factores responsables de la enfermedad por dos vías:

- Una dieta baja en fibra vegetal ha sido relacionada con la aparición del colon irritable porque se trata de una dolencia que se da más en los países occidentales, mientras que en los países de escaso desarrollo (donde se consume más fibra vegetal) se da en menor medida.

- Por otra parte, se han realizado numerosos estudios que han intentado descartar que el Síndrome de Intestino Irritable se deba a una alergia alimentaria ya que muchos pacientes relacionan la aparición de los síntomas con la ingesta de determinados alimentos.

Hasta el momento no existen estudios que avalen la teoría de que el Síndrome de Intestino Irritable está provocado por una dieta determinada o por la toma de algún alimento en concreto. Sin embargo, esto no es excluye que muchos pacientes relacionen sus molestias con determinados alimentos de su dieta y que la eliminación de ellos les haga sentirse mejor.


Volver al índice 

  3. Síntomas
 
El Síndrome de Intestino Irritable es un trastorno en el que se dan muchos síntomas y bastantes de ellos se encuentran fuera de la esfera del aparato digestivo, lo que puede hacer pensar al paciente que padece otras enfermedades.

Aparte de los síntomas más habituales como son el dolor abdominal y las alteraciones del ritmo intestinal (diarrea o estreñimiento o ambas de forma alternante), pueden presentarse en algunos pacientes otros síntomas con mayor o menor frecuencia: dolor torácico, náuseas y vómitos, reflujo gastroesofágico, molestias dispépticas gástricas, aerofagia, meteorismo, sensación de saciedad precoz, aumento de peso, cancerofobia, síntomas urinarios (disuria, polaquiuria, nicturia), síntomas ginecológicos (dismenorrea, dispareunia), cefalea, fibromialgia, insomnio, ansiedad, depresión, astenia, taquicardia o bradicardia, síndrome de Ménière, trastornos neurovegetativos, y otros síntomas inespecíficos.

Una característica muy llamativa del Síndrome de Intestino Irritable es que no todas las personas que padecen esta enfermedad tienen los mismos síntomas, siendo raro que existan dos pacientes iguales. La valoración de todos estos síntomas debe ser realizada por el médico, que será quién se encargue de informar al paciente de su relación o no con el proceso del colon irritable.


Volver al índice 

  4. Diagnóstico
 
El diagnóstico del Síndrome de Intestino Irritable se realiza básicamente por los síntomas que presenta el paciente y que el médico, tras un riguroso interrogatorio, recogerá en su historia clínica.

En general, esta historia puede ser suficiente para establecer un diagnóstico de presunción por parte del médico, aunque se pueden solicitar otras pruebas complementarias como análisis de sangre, radiología o colonoscopia, que ayudarán a completar el diagnóstico.


Volver al índice 

  5. Tratamiento y hábitos para aliviarlo
 
Cada paciente que sufre el Síndrome de Intestino Irritable debe seguir un tratamiento diferente dependiendo de los síntomas que presente. Como parte complementaria al tratamiento, los pacientes deben contar con información detallada sobre la enfermedad, así como sobre la evolución de la misma, hechos qué servirán para tranquilizarle.

El tratamiento médico a través de fármacos se utiliza:

- Para tratar el dolor los fármacos más utilizados son los denominados anticolinérgicos o antiespasmódicos que se comportan como relajantes de la musculatura lisa (como meveberina, octilonio bromuro, trimebutina, bromuro de pinaverio, diciclomina, etc).

- Para el estreñimiento existen multitud de alternativas y no una recomendación igual para todos los pacientes. En general, es muy recomendable el uso de fibra vegetal fundamentalmente en su forma insoluble. En otros casos se puede recetar laxantes, los cuales nunca deben ser autoindicados por el paciente sino tomados bajo prescripción médica. Los laxantes pueden ser lubricantes (como el aceite de parafina), osmóticos (como la lactulosa, polietilenglicol, lactitol, o sorbitol), salinos (como el hidróxido o citrato de magnesia), los estimulantes (como el bisacodil, sen, o cáscara sagrada) y los surfactantes (docusate).

- Otros medicamentos utilizados son el macrogol que junto al bicarbonato sódico y cloruro sódico y potásico alivian el estreñimiento cuando éste se produce. Los supositorios de glicerina o los enemas de limpieza pueden utilizarse para hacer disminuir los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable.

- En la actualidad, se están desarrollado algunos fármacos (que aún no han sido aprobados por la Agencia Europea del Medicamento), que podría ser de utilidad en los pacientes con estreñimiento, como los agonistas de los receptores 5HT4 (tegaserod) y los antagonistas de los receptores 5HT3 (alosetrón).

- En cuanto a los antidiarreicos, el más utilizado es la loperamida con la cual se obtienen excelentes resultados. La loperamina actúa aumentando la absorción de agua y los electrolitos a la vez que aumenta el tono del esfínter anal. No debe utilizarse de forma mantenida, tan sólo cuando el paciente presente crisis diarreicas, ya que su toma continuada puede facilitar la aparición de estreñimiento. En algunos casos pueden estar indicados otros fármacos como la colestiramina o el clorhidrato de difenoxilato. También ha sido utilizada con buenos resultados la codeína.

- Cuando el dolor es muy rebelde al tratamiento puede recurrirse a fármacos antidepresivos. Básicamente, el paciente que padece el Síndrome de Intestino Irritable deberá seguir unas recomendaciones generales que incluyen unas normas higiénico-dietéticas, evitando alimentos ricos en grasas tales como los fritos, las patatas fritas o legumbres difíciles de digerir como los garbanzos. Tampoco se recomienda consumir bebidas gaseosas.

Europa Press

Con la colaboración del Dr. D. Manuel Díaz-Rubio
Catedrático de Medicina y Jefe de Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid

Puleva Salud


Volver al índice 

 Fecha de creación: 12/04/2007 17:13:11  
 Última actualización: 30/10/2008 15:29


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Comparte tu experiencia sin lactosa
Avalado por las principales sociedades médicas