Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Solucionar los conflictos con los hijos
Son muchas las familias que viven constantemente en desacuerdo con sus hijos, llegando a situaciones conflictivas y desagradables dentro del hogar. Prevenir a tiempo los problemas que puedan surgir y saber actuar ante los conflictos, es necesario para obtener resultados positivos en la educación de los hijos.

1. Prevenir los conflictos 
2. Cómo actuar ante los conflictos 
3. ¿Por qué surgen los conflictos con los hijos? 
4. Pautas de comportamiento ante los conflictos 
 
  1. Prevenir los conflictos
 
Objetivo. Hay que lograr una relación de confianza entre padres e hijos.
Crear un ambiente de confianza y respeto en el hogar y enseñar a los hijos a cumplir con sus obligaciones desde muy temprana edad, facilita las relaciones entre padres e hijos y evita parte de los conflictos que pueden surgir entre ellos. Esto adquiere especial importancia en una etapa tan complicada para las relaciones familiares como es la adolescencia, donde los hijos se vuelven más rebeldes y ansían más libertad.

Para que en el hogar exista un ambiente armonioso y sin discusiones continuas, hay que lograr una relación de confianza entre padres e hijos, en la que los hijos sean capaces de hablar abiertamente acerca de sus problemas y de sus preocupaciones.

Para ello, es preciso que los padres desarrollen esta relación, dedicándoles tiempo desde que son pequeños; contándoles cuentos, jugando con ellos, conversando, escuchándoles atentamente y prestando interés a todo lo que cuentan.

También es fundamental que los hijos aprendan a aceptar límites y cumplan con las normas de la casa, convirtiéndose para ellos en un hábito, un comportamiento que realicen sin protestar. Las normas facilitan mucho la vida familiar y crean un entorno agradable para todos y, sobretodo, a través de ellas, los hijos aprenden a obedecer y a cumplir con sus obligaciones. Con el cumplimiento de las normas se evitan discusiones inútiles y ayudan a conseguir que los hijos sean personas disciplinadas y responsables.


Volver al índice 

  2. Cómo actuar ante los conflictos
 
Los padres deben ser capaces de controlar sus sentimientos, reprimiendo la rabia, ira o agresividad que en un momento determinado pueden sentir ante un conflicto con sus hijos. Deben resolver sus problemas de manera razonable, sin ofender ni herir a nadie. Es fundamental controlar las palabras y los actos, y evitar siempre comportamientos agresivos o poco respetuosos con ellos.

Deben tener presente en todo momento que los hijos aprenden a comportarse observando como lo hacen ellos, aprenden por imitación. Por eso, es muy importante que den buen ejemplo de cómo solucionar una situación conflictiva o un problema entre ellos.

Los conflictos hay que resolverlos de forma positiva, dialogando y tratando de llegar a un acuerdo. Hay que ponerse en el lugar de los hijos y procurar entenderlos para hacerles comprender con mayor claridad porqué discrepamos con ellos. Lo más probable es que ellos vean el problema de manera diferente, por ello es necesario escucharles atentamente y procurar entender su punto de vista para hacerles razonar.

Tenemos que ser claros y firmes ante una situación conflictiva con nuestros hijos, explicarles la situación de forma clara y sencilla para que puedan entenderlo y no ceder por comodidad, para evitar un problema aún mayor o para evitar una situación desagradable e incómoda en la familia.

Utilizar el diálogo para resolver los conflictos y procurar llegar a un acuerdo, son herramientas muy útiles para relacionarse positivamente entre personas y que podemos enseñar a nuestros hijos a través de nuestro comportamiento. También deberíamos enseñarles a razonar el porqué de una situación conflictiva y a aceptar sus equivocaciones.


Volver al índice 

  3. ¿Por qué surgen los conflictos con los hijos?
 
Los conflictos surgen como consecuencia de una falta de entendimiento con nuestros hijos, ellos desean unas cosas y nosotros otras diferentes.

Muchas veces no se trata de solucionar un problema puntual sino de modificar conductas muy arraigadas en ellos, como es el caso de los niños que nunca estudian, que desobedecen por sistema o que llegan siempre tarde.

Este conflicto surge por no haber abordado a tiempo el problema o por un cambio de conducta radical en nuestro hijo. En este último caso, habría que buscar la causa que ha dado lugar a este cambio tan radical en su conducta para poder poner solución.


Volver al índice 

  4. Pautas de comportamiento ante los conflictos
 
Ante un conflicto con nuestros hijos, hay una serie de pautas de comportamiento que debemos tener en cuenta para solucionar el problema que nos atañe o para no agravar la situación:

- Hablar exclusivamente del conflicto de ese momento sin acudir a cosas pasadas ni recordar discusiones similares. No tratar tampoco de aprovechar la ocasión para hablar de otros temas que nos preocupan, debemos centrarnos exclusivamente en el problema presente.

- No pensar que nuestro hijo es un niño malo o que no tiene solución, ni tampoco pensar que nosotros somos incapaces de educarlo, sino que no existe una relación apropiada entre ambos y, por tanto, existe una mayor dificultad para entendernos y llegar a algún acuerdo.

- Dejar hablar de lo ocurrido sin interrupciones, no adelantarnos a lo que va a decir creyendo saber lo que el otro piensa o lo que nos va a contar. A parte de que probablemente nos equivoquemos, resulta muy molesto.

- Tratar de buscar soluciones, buscar diferentes alternativas, no obcecarnos en lo que nosotros pensamos o creemos que es lo más acertado para nuestro hijo y si es él quien tiene razón reconocérselo. De esta forma, estaremos enseñándole a reconocer los errores que cometemos.

- Tratar siempre el tema de forma positiva utilizando frases del tipo “tú sabes hacerlo mejor” o “puedes aprovechar mejor tu capacidad para estudiar” en vez de “eres un desastre” o “siempre llegas tarde” o “eres incapaz de ponerte a estudiar”.

- No debemos compararle con los demás.

- Además de demostrarle amor y buen ejemplo, es preciso educar también con autoridad, saber decirles que no en las ocasiones que sea preciso, explicando siempre que nos sea posible, las razones que nos llevan a prohibir o exigir una conducta determinada.

- Mantener siempre las formas, no insultar, ridiculizar ni humillarle nunca. No hablar mal de sus amigos ni de las personas importantes para él.

- Tratar de entender su punto de vista y hacerle razonar explicándole el nuestro.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez

Psicóloga clínica. Psicóloga escolar

Centro de Psicología Alarcón. Granada.


Volver al índice 

 Fecha de creación: 06/07/2007 13:04:06  
 Última actualización: 19/10/2007 14:25


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas