Alimentación infantil Alimentación escolar Huesos fuertes Corazón sano Bienestar digestivo
     Test desayuno infantil
Conoce todo sobre los grandes temas de la medicina y sobre las enfermedades más frecuentes.
Descubre las claves de la alimentación humana y cómo conseguir que la nuestra sea saludable.
Cuídate con Pulevasalud.com y aprende a sacarte el máximo partido, estar en forma, vencer el estrés...
Toda la información sobre salud, nutrición y bienestar en cada momento de nuestra vida.
Conoce los secretos del cuerpo humano de una forma entretenida con nuestras aplicaciones multimedia
Una puerta abierta a la actualidad y al encuentro virtual de los usuarios en nuestros foros y chats
Conoce quiénes somos, las Sociedades Médicas que participan en Pulevasalud.com y cómo navegar por el portal

Foros de PULEVAsalud
Picaduras de serpientes
Las picaduras de serpiente no son raras en zonas rurales o de montaña. Su gravedad depende entre otras cosas de la cantidad de veneno y de la especie a la que pertenzca la serpiente, la cual varía según las regiones. Saber cómo actuar es decisivo.

1. ¿De qué depende la toxicidad? 
2. Tipos de serpientes y efecto de sus venenos 
    2.1. Víboras 
    2.2. Cobras 
    2.3. Culebras acuáticas 
3. Tratamiento de las mordeduras de serpiente 
4. Indicaciones del antiveneno 
 
  1. ¿De qué depende la toxicidad?
 
Hay muchas especies de serpientes, cuya picadura puede producir grados de envenenamiento variable, incluso llegar a ser mortal. Esta toxicidad depende de factores de la serpiente (especie, tamaño, concentración del veneno, tiempo desde la última picadura, efectividad de la mordedura) y de factores del huésped, tales como el peso o el lugar de la picadura.

Incluso en las mordeduras más venenosas, sólo en un 30-50% de los casos se inyecta una cantidad suficiente de veneno, y a veces éste no está presente.

Las serpientes atacan por miedo, generalmente al ser tocadas o pisadas por descuido. Los venenos, en general, suelen contener multitud de componentes, de los cuales el 90% son proteínas.


Volver al índice 

  2. Tipos de serpientes y efecto de sus venenos
 
En cada zona geográfica habita un tipo determinado de serpiente. Cada especie tiene sus características y su tipo de veneno por lo que los efectos de su picadura también son diferentes.

2.1. Víboras
En las regiones de España las mordeduras de serpiente pueden presentarse en zonas rurales o de montaña donde la víbora, que es la serpiente venenosa ibérica por excelencia, puede habitar.

La víbora tiene dos colmillos anteriores grandes, que dan lugar a una mordedura muy efectiva.

Su veneno contiene sustancias que tienen actividad vascular y sanguínea, pudiendo alterar los sistemas de coagulación, provocando una diátesis hemorrágica.

Esta toxicidad sistémica que se expresa como un estado de shock y sangrado espontáneo, puede observarse en conjuntivas, encías, orina y esputo.

Aparecen vómitos, dolor abdominal e hipotensión por la acción cardiaca y vascular del veneno. Esta situación se da sólo en el 40% de las mordeduras. La muerte sobreviene en el 1-15% de los casos a las 48 horas de media desde la picadura.

La toxicidad local se expresa como una gran inflamación y edema en la zona de la picadura y se instaura rápidamente en pocos minutos, presentándose en el 70% de las mordeduras.

El veneno produce pequeñas trombosis en los capilares que pueden dar lugar a una gangrena seca de instauración lenta que ocurre en el 10% de los casos.

Si en 6-8 horas no se han desarrollado síntomas locales, podemos estar tranquilos porque no habrá toxicidad sistémica, auque desde el principio se debe inspeccionar el esputo tras toser cada media hora para observar la presencia o no de sangre.

La serpiente de cascabel inocula un veneno parecido al de la víbora.


2.2. Cobras
Las cobras o nambas que habitan en Asia y África así como diversas especies regionales de Asia y del pacífico fabrican venenos que dan lugar a una toxicidad local muy variable. Si aparece, es muy rápida e intensa, presentándose edema que puede llegar a la necrosis ( 50% de las picaduras).

Los colmillos productores de veneno en la cobra son más pequeños que en la víbora y su mordedura se considera menos eficaz.

El que no aparezca toxicidad local o sea leve, no excluye la aparición de síntomas sistémicos, que en este grupo de serpientes se expresa como una afectación neurológica en forma de parálisis muscular (20% de las picaduras).

Los párpados, lengua, faringe y extremidades no responden correctamente, y el fallo de los músculos respiratorios así como las alteraciones cardiacas pueden ocasionar la muerte, que se presenta en el 10% de los casos. Esta sobreviene tras una media de 5 a 20 horas desde la picadura.

Si han pasado 6 horas desde la misma, y no ha aparecido toxicidad local, es raro que haya toxicidad sistémica pero no hay que descartarla (mejor observar durante varios días).


2.3. Culebras acuáticas
El tercer grupo de serpientes según las características de su veneno son las culebras acuáticas de Asia y del Pacífico.

Tienen unos dientes muy pequeños que casi no se ven y su mordedura es la menos efectiva, siendo la toxicidad local nula o muy leve.

Si a las 2 horas de la picadura no aparece algún dolor muscular, no habrá afectación sistémica, es decir, que no se afectará ningún organo, cosa que solo ocurre en el 20% de los casos.

El veneno en estas especies tiene actividad tóxica y destructora de todos los músculos (miositis y rabdomiolisis sistémica) que satura la orina de mioglobina, y que puede dar lugar a una insuficiencia renal a las 4 o 5 horas desde la mordedura.

La mortalidad es del 10% tras unas 15 horas de media.



Volver al índice 

  3. Tratamiento de las mordeduras de serpiente
 
Precaución. Aunque la picadura no entrañe gravedad tendremos que prevenir su infección. (PS)
Aunque no todas las mordeduras de serpientes venenosas producen necesariamente situaciones graves, se les debe prestar una atención cuidadosa.

Las primeras medidas son muy importantes, y básicamente se resumen en evitar reacciones y actuaciones producto del pánico. Debe /B> y obligarla a mantenerse en reposo. El reposo o la inmovilización del miembro afectado, que hay que llevar colgando, es fundamental durante el transporte a un centro adecuado.

No debe succionarse ni cortar la herida, ni aplicar hielo en la misma, sino simplemente limpiarla y cubrirla con un vendaje seco. Poco es el veneno que puede extraerse con la succión, además de ser posible la absorción de éste por la mucosa oral; y la incisión de la herida sólo conseguiría aumentar el trauma y el riesgo de infección.

Se debe marcar con un rotulador los límites de la lesión para evaluar si aumenta rápidamente. Es útil la colocación de un torniquete, pero no hay que olvidar que éste debe ir dirigido exclusivamente a impedir el retorno venoso. Por ello, debe ser ancho y permitir el paso de un dedo por debajo comprobando el pulso arterial distal positivo. Tampoco debe aflojarse ya que se producirían picos de veneno en sangre peligrosos. Por supuesto, debe situarse en posición proximal.

Una vez hospitalizado, se debe hacer un tratamiento sintomático de la ansiedad, vómitos y estado general. Es dudoso que los corticoides aporten beneficio alguno.

El único tratamiento específico lo aporta la administración de un antiveneno. Aunque no hubiese grandes medios, no es necesario ser un experto en ofidios, ni conocer el tipo de serpiente en cuestión, ya que la clase de antiveneno a utilizar será polivalente y dependerá del tipo de toxicidad que aparezca.

En el caso de las víboras se emplea el antiveneno Zagreb que se debe administrar teniendo cerca una jeringuilla de adrenalina al 1:1000 para controlar una posible reacción de hipersensibilidad inmediata. También hay antivenenos más específicos.

No se precisa la administración inmediata de antiveneno, y hay que observar a la persona que ha sido picada, ya que el riesgo puede ser muy superior al beneficio. Esto se debe a que los antivenenos son sueros equinos que pueden dar lugar a reacciones alérgicas a corto y a largo plazo.

Se puede hacer un test de prueba con el antiveneno, inyectando una muestra diluida en el ámbito subcutáneo de un brazo. Se compara la reacción con la de otra muestra placebo colocada en al otro.

Si hay hipersensibilidad en el test del antiveneno y hay indicación de usarlo, se deben usar antihistamínicos 30 minutos antes para frenar la reacción alérgica. Un test inicial negativo no excluye que tenga problemas alérgicos más tardíos.


Volver al índice 

  4. Indicaciones del antiveneno
 
1. Siempre que haya signos, síntomas o datos de laboratorio que indiquen toxicidad sistémica, es decir, que afecte a algún órgano del cuerpo y su función, sin importar cuánto tiempo haya trascurrido desde la mordedura.

En el caso de la víbora, si aparecen hemorragias espontáneas o la sangre extraída del paciente y colocada en un tubo de ensayo no coagula en 15 minutos. En el caso de las cobras, si aparecen parálisis o en las culebras acuáticas de Asia, si aparecen los dolores musculares con mioglobinuria.

2. Si aparece una inflamación que crece rápidamente en 3 ó 4 horas o si ésta afecta a más del 60% de una extremidad, porque se presupone afectación sistémica.

3. Precozmente en la necrosis local, es decir, si se ve que los tejidos que rodean la picadura se entumecen y amoratan, lo que quiere decir que hay una falta de irrigación en la zona que produce la muerte de los tejidos.

En la picadura de víbora, si no se procede con diligencia, tras 4 horas de instaurada la necrosis, el antiveneno ya no es eficaz. Sin embargo, en la de cobra el antiveneno podría tener indicación aunque hayan pasado 5 días.

Si hay necrosis local en la herida debe darse cobertura antibiótica (cloranfenicol, penicilina o gentamicina) y se debe poner la vacuna antitetánica.

En el caso de las mordeduras de cobra con toxicidad sistémica instaurada, además del antiveneno se debe inyectar 0.6 mg de sulfato de atropina seguido de una ampolla de neostigmina cada 30 minutos para combatir la parálisis. Luego se sigue un ritmo más lento.

En muchas regiones tropicales se usa como antídoto la piedra negra (black stone) a la que se le atribuyen cualidades mágicas tras colocarla sobre la picadura, pero en realidad lo que produce es una absorción por difusión tipo esponja en la herida. Parece ser que en África las fabricaban con tibia de vaca desecada y en India eran de carbón activado.

Si es posible, debe llevarse la serpiente muerta, aunque no es imprescindible. Debe manejarse con un palo, y transportarse en un bote seguro, ya que pueden conservar hasta una hora los reflejos incluso decapitadas.

Dr. D. Bartolomé Arias Chamorro.

Médico Especialista en Medicina Tropical.

Granada


Volver al índice 

 Fecha de creación: 25/06/2001 09:06:37  
 Última actualización: 19/10/2007 10:18


comentarios

 Guardar en Área personal   Enviar   Imprimir   Inicio 
PULEVAsalud le proporciona información orientativa, que en ningún caso pretende sustituir la consulta de un médico. Acuda a él en caso de duda.

¿Sabías que PULEVA te ofrece leches adaptadas con la mejor calidad nutricional?
Conoce nuestro compromiso en www.compromisopuleva.es

PULEVA SALUD, S.A.
Política de privacidad | Accionistas
 
Regístrate en Pulevasalud.com y construye el portal a tu medida con los contenidos que más te interesen
Test desayuno infantil
Avalado por las principales sociedades médicas